El analista considera que con la bajada de las ganancias de las empresas estadounidenses se verá en el futuro, de manera inevitable, una nueva recesión económica.
Siguen las especulaciones sobre el futuro más inmediato del mercado norteamericano. ¿Alcista o bajista? Albert Edwards, estratega bajista de Societe Generale, lo tiene más que claro. En contraposición con las posturas optimistas sobre los principales índices de Wall Street, él se sitúa en el grupo de los que consideran que no habrá nada que pare el recorrido bajista que le espera.

¿En qué se basa para sostener esta información? El experto señala que la caída de los beneficios netos de las compañías del país hará “inevitable” una nueva recesión en Estados Unidos. En efecto, en un artículo publicado en la CNBC, analiza que los economistas habitualmente utilizan métricas “poco fiables” para realizar sus pronósticos y estimar el nivel de ganancias de las cotizadas en el parqué neoyorkino.

En su opinión, los inversores deben estar atentos del índice MSCI Operating Profits Indicator. Este selectivo muestra las ganancias de las compañías en los últimos 12 meses del año y destaca la tasa de crecimiento de la empresa y Edwards lo pone por encima de cualquier otra medición como puede ser la tasa de rentabilidad o la evolución del margen de beneficio.

Las lecturas recientes de dicho índice ponen de manifiesto un panorama un tanto oscuro para la economía de Estados Unidos, según apunta el analista. Desde su punto de vista, "los beneficios empezaron a caer a partir del cuarto trimestre ateniendo a los datos del MSCI y eso podría dar lugar a una caída generalizada de los principales índices de Wall Street".

“Las ganancias en Estados Unidos han comenzado a disminuir en la última lectura del MSCI. Esa caída provocará de manera inevitable una recesión en el tiempo, además de la caída de la inversión y la volatilidad en el PIB", afirmó.

Edwards resta importancia a otros indicadores económicos por ser demasiado favorables y expresó que cualquier aumento saludable en los beneficios podría poner ser una respuesta de los informes que se empezaron a realizar a partir de 2012.