El Ibex 35 está a casi un 50% de sus cotas más altas. En cambio, si cogemos el índice que incorpora los dividendos de las compañías cotizadas en el Ibex 35, el Ibex Dividend, observamos que tan sólo se encuentra a menos de un 2% de su pico histórico. A medio camino se coloca el Ibex Top Dividend.



INDICEMÁXIMOS HISTÓRICOFECHA MÁXIMOS HISTÓRICOREVALORIZACIÓN EN 2014
Ibex 3515.9459 noviembre 20078,89%
Ibex Dividend25.4708 noviembre 20118,80%
Ibex Top Dividend4.0505 junio 200718.62%


IBEX 35
El selectivo español cerró ayer consolidando los 10.800 puntos. Se encuentra aún muy alejado de sus máximos históricos, fijados el 9 de noviembre de 2007 en los 15.995 puntos. El principal selectivo de la bolsa española necesitaría revalorizarse un 48% para coronar otra vez su cima técnica, algo que se plantea casi imposible por alejado. Actualmente el Ibex 35 está enredado en alcanzar otros objetivos técnicos a medio plazo. En concreto, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión indica que “el Ibex 35 tiene un objetivo en 11.165 puntos, que son los máximos de 2011 y la banda superior del canal alcista. El volumen es creciente, como la actividad y los beneficios empresariales, lo que apoya este escenario”. Por abajo, el índice encuentra soporte a corto plazo en los 10.700 puntos y, a medio plazo, en los mínimos del año en los 9.725 puntos aunque algo más abajo, en la zona de 9.500 enteros, tiene un hueco alcista sin cerrar aun.

En lo que va de año acumula una revalorización del 9%, entre las mayores de la bolsa europea, junto con el FTSE-Mib italiano (cerca del 14%) y el PSI-20 de Portugal (8,20%).

ibex 35



IBEX DIVIDEND
Si tomáramos la serie histórica del Ibex 35 sin descontar los dividendos o, lo que es lo mismo, el Ibex Dividend, veríamos que la historia cambia mucho, pues este selectivo sí se encuentra rondando sus máximos históricos, marcados el 8 de noviembre de 2011 en los 25.470 puntos. Técnicamente su único objetivo técnico sería este nivel, mientras que por abajo a corto plazo encuentra soporte en los 24.500 puntos. A medio plazo también tiene un hueco alcista sin cerrar en la zona de 21.500 puntos que funciona como soporte de medio plazo.

A pesar de acariciar sus máximos históricos, el Ibex Dividend acumula una revalorización pareja a la del Ibex 35 y, en lo que va de año, sube cerca de un 9%.

ibex dividend



IBEX TOP DIVIDEND
Este selectivo aúna las acciones que mayor dividendo reparten, no necesariamente pertenecientes al Ibex 35, de hecho, en sus filas cotizan valores como Adveo, Ence o Fluidra, pero no un blue chip como Inditex.

En el caso de este selectivo, la revalorización acumulada en lo que va de año es mucho mayor, del 18,50%, lo que demuestra el poder de atracción que tienen las acciones que reparten atractivos dividendos en España, sean o no de gran capitalización.

Aun así, el Ibex Top Dividend se encuentra más alejado de sus máximos históricos que el Ibex Dividend y a mitad de camino en comparación con el Ibex 35. En concreto, el Top está a un 24% de los 4.050 puntos que marcó el 5 de junio de 2007.

A corto plazo tiene como objetivo coronar los máximos de 2008, en la zona de 3.500 puntos, mientras que por abajo se soporta en los 3.100 puntos y a medio en los mínimos del año, en los 2.600.

ibex top dividend



EL INVERSOR ESPAÑOL, AMANTE DE LOS DIVIDENDOS
La bolsa española es de las que más rentabilidad por dividendo aporta del mundo. De hecho, como comenta Victoria Torre, analista de Selfbank, "en España se ha mimado en este sentido mucho al accionista, y los pay-outs de algunas compañías españolas son elevados y la rentabilidad por dividendo, suculenta". Actualmente la rentabilidad media del Ibex 35 se ubica en el 5,17%, aunque va del extremo del 6% que ofrece Banco Santander o del 5,98% de Enagás, al 0,47% de Gamesa o al cero que dan valores que se vieron obligados a no retribuir a sus accionistas, como FCC, Sacyr o Bankia, o que nunca lo plantearon, como IAG.

El año pasado la bolsa español pagó más de 22.100 millones de euros en retribuciones y, en los últimos años es de destacar el mayor peso que han ganado los dividendos en acciones o scrip dividend. En 2013 el 41,35% de los dividendos fueron satisfechos en especies, en total, cerca de 13.000 millones, lo que se explica por el gran peso de los bancos, pues todas las entidades, a excepción de Bankinter, ofrecen el scrip dividend como primera opción de cobro, junto con blue chips, como Iberdrola o Repsol.
Al reinvertir el dividendo en acciones en la propia acción, se produce un efecto multiplicador de la cotización en el Ibex Dividend, pues no sólo no se descuenta el dividendo, sino que, además, se invierte. Ahora bien, el mayor flujo de títulos tiene su contraparte para el inversor, "pues provoca un gran efecto dilutivo de su posición de cara al futuro". 

Retribución al accionista en bolsa española en 2013:

Fuente: BME

Dividendo en acciones vs. Dividendo en efectivo 2013 y 2006-2013:
dividendos acciones y efectivo

Fuente: BME