El economista y polémico David Stockman lo tiene claro; hay que vender. En opinión del antiguo director de la oficina de presupuestos de la administración Reagan, la actitud de los distintos bancos centrales del mundo está empeorando la situación de las economías mundiales.
Stockman vuelve a ser muy crítico con las políticas de expansión monetaria; esta vez en Europa y China. En un artículo escrito en su blog personal, el experto republicano afirma que en muchas zonas del mundo las economías muestran altos grados de enfriamiento, caídas de inversión, altos niveles de endeudamiento, elevada capacidad industrial y problemas fiscales.

“Así que de la noche a la mañana dos bancos centrales prometieron más cantidades de heroína monetaria para los mercados y el S&P 500 reaccionó subiendo hasta la zona de 2.070 puntos”. Y esto provocó que el PER del índice se elevara hasta la zona de las 20 veces –en referencia a los resultados de los últimos doce meses-.

“A pesar de todo nada ha cambiado desde el precario estado de la economía mundial desde ayer. Excepto que el gran pomposo del BCE –en referencia a Draghi-, hizo una fastuosa e imposible promesa – esta vez haría todo lo que fuera necesario hacer para elevar la inflación tan pronto como fuese posible”. A la misma hora sus camaradas de Pekín metieron el dedo en el ojo a los ahorradores de China rebajando la tasa de depósito en 25 puntos básicos hasta 2,75%”, ironiza el experto.

Stockman asegura que los problemas de la eurozona nada tienen que ver con la falta de inflación; tampoco tienen nada que ver los problemas chinos con los tipos de interés. “Entonces, por qué las bolsas suben en base a dos anuncios que no pueden resolver la entrada de la eurozona en recesión o el colapso de la burbuja inmobiliaria de China?”, se pregunta el experto republicano.

De hecho, intenta desmontar el hecho de que la caída del consumo en países europeos como Francia, Italia, España y Alemania tenga algo que ver con el alto grado de endeudamiento de los hogares. Esa idea está creada “a la conveniencia de los desesperados Keynesianos intentado cambiar las políticas de Frankfurt y Bruselas”. Para Stockman, el problema son los niveles de impuestos, deuda pública, intervencionismo que impide el crecimiento de estos países. En su opinión tampoco se resolverán los problemas de China.

deuda pib de europa


“Vendrán más maniobras desesperadas por parte del BCE, incluso la máquina exportadora de Alemania se desvanecerá cuando colapse el crecimiento en China y se produzca una devaluación competitiva global”. Es más, cree Stockman que los anuncios de estos bancos centrales son las armas que van a crear una implosión de los mercados monetarios que pronto impactarán en los mercados financieros, en la producción real, en el comercio, en el empleo y en los ingresos a nivel global.

Por eso el experto dice que a no ser que todo cambie pronto comenzaremos a ver titulares que digan “¡Vendan, vendan, vendan!

Si quieres recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.