Fernando Luque, senior financial editor de Morningstar, analiza las mejores oportunidades de inversión en el mercado de fondos y de renta variable español.

Desde Morningstar valoran positivamente a Telefónica, pese a que se truncó la venta de O2, la marcha atrás en la OPV de Telxius y las dudas sobre el dividendo. ¿Por qué les gusta esta compañía?
Telefónica es una de las mejores opciones dentro del sector de las telecomunicaciones. Nos gusta por su ventaja competitiva, pues no sólo es líder en España, también en Alemania con la reciente de E-Plus, y en Brasil, con la compra de GVT. Además, también se líder a nivel europeo en la convergencia de las líneas fijas y los servicios Wireless y la fibra. Esto le ofrece ventajas a nivel de costes. Además, en México el Gobierno tiene la intención de limitar el cuasi-monopolio de America Movil, lo que también beneficiaría a Telefónica.
Creemos que cotiza a precios objetivos, muy por debajo del precio objetivo que le damos, que son 13 euros. Hemos llegado a esos 13 euros sumando todas las partes de los negocios de Telefónica.
En cuanto al dividendo, creemos que lo va a mantener. Calculamos un dividendo de 3.700 millones de euros cada año para los próximos cinco años, lo que no sabemos es cómo se va a repartir ese dividendo. Podría haber la opción del scrip dividend o que pagara todo íntegramente en acciones. Esta opción no nos molesta porque consideramos que este valor está infravalorado, pero entiendo que para algunos inversores que buscan el dividendo en metálico, hay un cierto riesgo derivado del alto endeudamiento de la compañía. Además, creemos que aunque no haya sacado a bolsa Telxius y la venta de O2 fuera fallida, en todo caso, son activos que la compañía puede vender y generar un cash flow que sea capaz de reducir el endeudamiento y mantener el dividendo.
 

El FTSE-100 saca ventaja este año a las bolsas de la zona euro pero, ¿cree que puede seguirlo haciendo bien de cara a 2017 y la “desconexión” por el Brexit?, ¿cómo lo están haciendo los fondos de renta variable británica?
La renta variable británica nos parece cara, una de las más caras dentro de los mercados desarrollados junto con Holanda y Noruega. Ya estaba sobrevalorada en junio, pero es que ha seguido subiendo y el gap que se ha producido con otras bolsas europeas es mayor. Por ello, no soy partidario de incluir un fondo de renta variable británica en cartera.
Los fondos de renta variable británica lo están haciendo mal por culpa de la libra, no de la revalorización de la bolsa, pues la libra cae en torno a un 15% este año frente al euro, lo que se nota en los fondos de renta variable británica que no tienen la divisa cubierta, especialmente los de empresas de pequeña y mediana capitalización, que lo están haciendo peor.
Nos parece más atractiva la renta variable española, que la británica.
 
¿Es partidario de apostar por fondos de biotecnológicas? Pues son los mejores a cinco años…
Es alucinante. Cuando uno mira la rentabilidad de los fondos de biotecnológicas a cinco años ve subidas del 25% anual. Nos gusta y, de hecho, es la industria que cotiza con el mayor descuento en el mercado americano. También es cierto que desde comienzos de año se está comportando mal, pero gracias a ello nos ha vuelto a gustar para un inversor de largo plazo.
 
¿Qué son los ETFs de baja volatilidad y cuáles ofrecen rentabilidades atractivas?
Son ETFs que invierten en compañías menos volátiles que la media del mercado, es decir, compañías más maduras. Lo han hecho bien en Europa, comportándose bastante mejor que los índices tradicionales, no sólo este año, también el pasado. No obstante, está entrando mucho dinero en este tipo de ETFs, lo que nos provoca alguna duda porque es un segmento muy caliente y las rentabilidades futuras pueden verse afectadas.