El alza de la demanda de tablets y la creciente utilización de los teléfonos móviles ha llevado al sector a una dura crisis que también se empieza a ver reflejada en las cuentas de las empresas más importantes del mundo en el segundo trimestre.  Sin embargo, los datos empiezan a tomarse de un modo diferente tanto por los expertos, como por los máximos dirigentes de las firmas tecnológicas. Todo parece indicar que el sector podría haberse tocado fondo.

Principalmente, este proceso negro ha tenido una relación directa con el incremento de las ventas de otros productos tecnológicos que han sustituido a los clásicos ordenadores de sobremesa y portátiles (además de la caída del consumo). 

Nunca antes se había pensado, ni en su aparición, ni tampoco en su consolidación, que la aparición de las tablets –en especial las de Apple– y la mejora tecnológica de los teléfonos móviles iba a llevar hasta el ostracismo a los fabricantes de ordenadores personales. Desde 2010 las ventas de tablets se han casi triplicado, llegando casi a las 200 millones de unidades vendidas en todo el mundo (ver gráfico).



Al mismo tiempo Intel, HP, Dell, IBM y Lenovo principalmente, muestran unas caídas de las ventas superiores a las que esperaban los expertos, pero parece que no hay una desaceleración demasiado acuciada como para pensar que la crisis vaya a continuar mucho más. De hecho, la misma IBM anunció en la presentación de sus cuentas del segundo trimestre que han mejorado sus previsiones de beneficios de cara al final del ejercicio.

HP redujo sus ventas un 7,7%, hasta abril, cuando la previsión era que decreciera un 10,3%. Un dato positivo teniendo en cuenta la línea que estaba llevando el sector y la compañía meses atrás. Por su parte, los ingresos de Dell descendieron un 4,2% y los de Lenovo un 1,4%, según un informe de Morgan Stanley.  (Ver Gráfico de ventas en Estados Unidos)



Optimismo en el mercado de ordenadores

La mejora de la economía en Estados Unidos y la activación del mercado laboral principalmente, hace pensar a los analistas que las ventas de ordenadores personales tomarán otro cauce a medio plazo. De hecho, el propio sector atraviesa un momento clave, ya que en el último mes es la primera vez que las ventas han crecido en lo que va de año.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Son datos que resultan positivos para la mejora de las empresas dedicadas a la fabricación de componentes informáticos. Hay indicadores incitan a la más temprana que tardía consolidación, como la mejora del consumo en Estados Unidos y también que las exportaciones de ordenadores crecieron un 3%, según la NPD. Los niveles de inventarios siguen siendo significativamente más altos que en el mismo período del año anterior.

Las empresas por las que apostar

Con este panorama hay varias empresas por las que merece la pena invertir teniendo en cuenta ciertos datos que desvelan su fortaleza. EMC Corporation es la compañía mejor colocada y la más recomendada, dentro de los fabricantes informáticos, si se tienen en cuenta las previsiones que hacen los analistas de Morgan Stanley en relación a su previsiones de ventas,  beneficio por acción y su bajo PER. Todos estos ratios juntos podrían hacer pensar que se trata de una  buena opción para analizar.

Otra que también está dentro de las alternativas por las que se puede apostar es NCR Coroporation. La empresa tecnológica, aunque tiene un PER ligeramente por encima de la media, está bastante equilibrada en cuanto a previsiones de ingresos y beneficio por acción.


Y, por último, otra empresa que merecería la pena analizar es IBM. La firma estadounidense, aunque ha perdido en ventas un 1% en el segundo trimestre, posee unas buenas perspectivas en cuanto a beneficio por acción y un PER que se mantiene en la media del sector.

La que se queda fuera de esta selección es Apple, pese a que tenga importantes ingresos y un PER bajo, debido a que su beneficio por acción se ha reducido podría reducirse 12% en 2013, según las estimaciones de Morgan Stanley.