Preservar el capital debería ser la máxima que todo especulador tendría que tener en mente a la hora de “jugarse” el dinero en bolsa. Sin embargo, y siempre con la máxima de dejar correr beneficios y cortar las pérdidas, es posible hacer estrategias que permitirán añadir un plus de rentabilidad a la cartera con una pérdida limitada. Eso sí, hablamos de estrategias agresivas que, en la mayoría de las veces, conllevan apalancamiento. ¿Tiene 30 euros?  Telefónica, E.On y el propio Ibex35 podrían hacerle ganar un plus  con una pérdida limitada.
Es una de las máximas de la inversión en bolsa: preservar el capital. Con los tiempos que corren, con los mercados de renta variable echando humo al menor movimiento político, la renta fija exhalando los suspiros de los bancos centrales y las materias primas aprovechando eso de “falta de alternativas”, se hace imprescindible aquello de más por menos. Cómo captar el máximo de rentabilidad con la menor cantidad de dinero posible. Inversiones que, en caso de que salgan bien nos darán un “pico” en la cartera pero que en caso de no funcionar, no supondrán un trauma en la cartera. (Ver: La receta para controlar el riesgo)

Apalancamiento , necesario para “jugarse” 30 euros

¿Tienen 30 euros? Si es así, los expertos recomiendan “una apuesta arriesgada que no vaya a afectar mucho en el conjunto de la cartera”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. Este experto tomaría una posición agresiva “acorde con nuestro escenario, que es defensivo para los mercados”. (Ver: Cartera de acciones: incrementamos liquidez)  En este escenario, habría que tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, “el efecto apalancamiento que es necesario. Aquí van de la mano el apalancamiento y el riesgo que tiene la operación”, reconoce Alfonso Morte, director de TdeTrading. Si hilamos fino – prosigue- para semejante apalancamiento habría que hacerlo en tendencia bajista operando en corto (cuando se pueda) porque en situación de pánico los subyacentes se mueven más rápido que lo que lo hacen hacia arriba. En segundo lugar, prosigue, hay que recordar  las comisiones pues “suelen tener un importe mínimo y con una cantidad pequeña de inversión la comisión es muy alta – porcentualmente hablando- de manera que se hace algo complicado sacar la rentabilidad esperada”.

Una vez visto esto, ¿en qué activos invertimos? El experto de Estrategias de inversión se quedaría corto “en el activo cíclico que encuentro más sobrevalorado, la renta variable de Estados Unidos”. Buscaría una opción put lejos del dinero con un strike próximo para intentar aprovechar al máximo una caída. “Sería una posición de todo o nada, cara o cruz, ideal para intentar ganar un concurso de trading con fecha de vencimiento”. Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse “haría un apalancamiento de hasta 20 veces – por lo que invertiríamos 600 euros con una garantía depositada de 12 euros. Buscaríamos un objetivo de un 15% para sacar 90 euros con una posible pérdida máxima del 5%, o sea 30 euros”. Un buen activo que podría acaparar esta operativa – continúa este experto- es E.ON “con posiciones largas en 14.10 euros con stop 13.60 euros y objetivo en 16.30 euros”.

Y en el ámbito nacional, por eso de no dejar de lado lo doméstico,  Andrés Jiménez, analista y CEO de Enbolsa.net reconoce que una alternativa sería utilizar opciones financieras sobre Telefónica. “Utilizaremos la opción call de Telefónica 10.50 convencimiento 21 de diciembre y precio de compra 0.15 euros”. Escenarios posibles:

       --Cotización Telefónica es igual o por debajo de 10.50= perdemos todo el capital.
        --Cotización Telefónica está en 10.65 el día de vencimiento= No perdemos nada   
--Cotización Telefónica en 10.95 el día de vencimiento= obtenemos un 300%.

Este experto reconoce que “la distancia a día de hoy para conseguir un 300% es de un 8.30%. Es decir, si Telefónica sube un 8.30% de hoy hasta el 31 de diciembre, obtenemos un 300% por el contra podemos perder todo el capital”. Si especulamos con 30 euros compraremos dos opciones, para 300 euros compramos 20 opciones y para 1.000 euros compraremos 66 opciones

Evolución Telefónica en gráfico diario


Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG explica que a través de CFDS “es posible comprar mini CFDs sobre el S&P500 denominado en euros – evitando además el riesgo de tipo de cambio- en el que la cantidad mínima son 10 contratos con un margen de garantía de 60 euros. El CFD en euros del Dow Jones tiene un margen de 50 euros mientras que el mini Ibex quiere 60 euros”.

A partir de 300 euros, esto deja de ser un casino

Si ampliamos la inversión ¿cómo invertir 300 euros si fijamos esa cantidad como pérdida máxima? Aquí ya hablamos de “una cantidad más importante y menos dispuesto a jugarla como si fuera un casino”, reconoce el experto de esta casa. Por ello, y también acorde al escenario para los mercados, buscaría un activo defensivo y con buenas valoraciones. “En este caso – y tal y como explicamos en la cartera del millón de euros – me decantaría por un fondo que invierta en renta fija y emergentes”.

Por su parte, el jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse reconoce que se puede “diversificar en dos nuestra entrada. Posible pérdida de 150 euros por posición – 300 en total- y ganancia de 450 euros en cada una (900 euros en total) a través de posiciones largas en E.On y Banco de Irlanda”. Lo mismo si de lo que se trata es de invertir 1.000 euros. De modo que manejamos una posible pérdida de 333 euros por posición (999 euros en total) y ganancias de 1.000 euros en cada una (3.000 euros en total) añadiendo a las dos anteriores posiciones, el oro. El experto de IG además habla de que por 75 euros “puedes comprar un CFD sobre del petróleo ligero de EEUU, donde cada punto básico se cotiza a un euro y puedes comprar un CFD sobre el oro a 1 euros por punto por 17 euros”.

Una alternativa es utilizar los warrants. Carlos García Rincón, del departamento de productos cotizados de SG nos muestra una simulación con tres warrants – del más agresivo al más conservador- para invertir 30-300 y 1.000 euros respectivamente.



En sendos casos, se muestra la rentabilidad ante un mismo escenario con un potencial en el Ibex (subyacente de los tres) del 10% y ante una mayor o menor duración de la estrategia en un escenario más favorable, menos y neutro.  

Con esta herramienta, el experto de enbolsa.net recomienda el warrant call del Ibex strike 8500 con vencimiento 21 de diciembre.  Precio de compra 0.05 euros.  Escenarios posibles:
 

                             --Cotización Ibex 35 igual o por debajo de 8.500 en fecha de vencimiento= perdemos todo el capital.
--Cotización Ibex35 está en 8550 el día de vencimiento= no perdemos nada
--Cotización Ibex35 está en 8.200 puntos en dos semanas =  obtendremos un 300%.

La distancia a día de hoy, prosigue, para conseguir un 300% es de un 6.49% en dos semanas "y si esperamos a vencimiento el Ibex tendría que subir un 12.33%  y obtendríamos un 300% o perder todo el capital".  Para 30 euros podemos comprar 600 warrants, para 300 compramos 6.000 warrants mientras que para 1.000 euros compraremos 20.000 warrants. ¿Quién no tiene 30 euros en el bolsillo?