Algunos valores de pequeña y mediana capitalización están que echan humo. Los especuladores encuentran en estos días un hervidero de oportunidades de inversión en estas compañías entre movimientos empresariales y reestructuraciones financieras.



REALIA
Sin lugar a dudas, es chicharro que más titulares está ocupando en las últimas semanas es Realia y, es que, la acción está siendo pasto de los especuladores mientras Hispania se piensa seriamente lanzarle una OPA. La compañía, que cuenta en su accionariado con importantes inversores como Paulson o Soros, pretende adquirir Realia a 0,49 euros, un 24% por debajo de la cotización actual. Pero es que, desde que se conocieran los intereses de Hispania por la inmobiliaria participada por FCC y Bankia, sus acciones pierden un 38% y, lo que podrían seguir cayendo, pues aún cotiza un 53% por encima del precio que ofrece Hipania. Por cierto, aunque Hispania no descartar aumentar algo la oferta en estas semanas, lo cierto es que ya ha justificado de sobra por qué 0,49 euros por título es un precio justo pues, del 24% del descuento total que ofrece Hispania sobre el valor bruto de los activos consolidados (GAV) de Realia, el 88% se debe al ajuste en suelo y el 12% restante se debe a las unidades residenciales terminadas.

En este contexto, José Lizán, gestor de SICAV de Auriga SV, comenta que “en Realia tenemos a Bankia y FCC que son accionistas vendedores y es acertado ofrecerles una oferta sin primas, ya que se asume una importante deuda. El precio que pague va a andar sobre los 0,49 euros. Además, he podido observar que el equipo de Management de Realia está más preocupado por vender que por gestionar el grupo”.

Por tanto, parece casi seguro invertir a la baja en Realia buscando el precio al que Hispania quiere lanzar la OPA. Por cierto, una operación que irá seguida de una ampliación de capital, por lo que los actuales accionistas, si no sueltan sus títulos, se verán inmersos en una espiral dilutiva inmersa.

realia



INYPSA
Otro valor que está dando fuertes bandazos aunque, en este caso, al alza, es Inypsa. La compañía sube sin descanso desde que la semana pasada se conociera que Getinsa se comprometía a adquirir un total de 7,38 millones de acciones –aunque no descarta aumentarlo- en la ampliación de capital que llevará a cabo la consultora. Actualmente Getinsa tiene un 0,0603% del capital de Inypsa.

Este compromiso ha conllevado que seis sesiones Inypsa acumule una revalorización de un 56%. Técnicamente ha roto la directriz bajista de largo plazo que arrastraba desde los máximos de octubre de 2013 y se enfrenta a la resistencia de los 0,60 euros. Pese a dejar atrás la directriz bajista, no podemos obviar que Inypsa es un valor claramente bajista, que desde que marcara sus máximos históricos en febrero de 2007 en los 6,65 euros se ha desplomado un 92%. Además, el RSI muestra un claro sobrecalentamiento del valor, por lo que podría experimentar recortes fuertes, acordes con las subidas desproporcionadas.

Ahora bien, José Lizán advierte de la inversión en este valor pues, “Inypsa es una compañía muy opaca y con unos números que apuntan al concurso: deuda abultada y cifras de negocio a la baja. Desde luego, no la tocaría hasta que se vea el futuro que tiene y estos rebotes que vemos en estos días los hemos visto en otras compañías que han acabado en concurso de acreedores porque seguramente sean para seguir cayendo más”. Por tanto, aunque la situación técnica mejore, estamos ante una inversión claramente especulativa y arriesgada desde el punto de vista fundamental y que, además, los accionistas que entren nuevos y aguanten los títulos, así como los antiguos, serán sometidos a la dilución de la ampliación de capital de 29,9 millones (en una compañía que actualmente capitaliza 12 millones).

inypsa



URBAS
Urbas tan pronto está liderando las subidas del Continuo, como colgándose el cartel de ‘farolillo rojo’. Sus acciones están sufriendo serios bandazos, provocados por un efecto espejismo propio de los chicharros (baja capitalización y precios por acción de derribo), pues la ausencia de noticias hace injustificable estos movimientos. Aunque no podemos obviar la entrada a lo largo del año de varios fondos, como Nova Lurani y Robisco Investment.

Al menos, en Urbas ya realizó en septiembre la ampliación de capital por la que dio por concluida la alianza con Alza Residencial y Aldira Inversiones y por la que puso en circulación un total de 187,79 millones de nuevos títulos con un valor nominal de 0,010 euros.

Las acciones de Urbas, penalización tras penalización, se han convertido en los títulos más baratos del mercado por precio. De hecho, tan sólo cotizan a 0,018 euros, en el peligroso límite legar para cotizar en el mercado español (0,010 euros). Técnicamente el valor está respetando una directriz bajista que nació en junio y que actualmente le podría llevar a los 0,013 euros.

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambie de fase del ciclo bursátil, apúntese a gratis nuestro servicio de alertas.

urbas