José Lizan, gestor de SICAVs de Auriga Sociedad de Valores, comenta cómo se encuentra en entorno actual con las inmediatas elecciones de Cataluña y la tormenta que se ha generado en el sector automovilístico con Volkswagen.
Evidentemente el momento se centra en el sector automoción por la compañía alemana. ¿Qué puede pasar a partir de ahora? Hay muchos expertos que hablan incluso de quiebra o de que puede afectar a otras empresas de la industria…

Siempre nos ponemos en el tremendismo. Nos gusta que salga algo malo y ya hacer leña del árbol caído. Evidentemente es una noticia nefasta. Se ha demostrado que se han trampeado unas pruebas, va a tener una sanción económica muy importante que va a lastrar su beneficio en un momento en el cual ya había dudas sobre el crecimiento de las ventas de automóviles en uno de los principales nichos de mercado del mundo que era China y que había sido el factor de crecimiento de todos los autos. Ha sido la guinda al pastel y la gota que ha colmado el vaso en el caso del sector del automóvil para terminar de que esa corrección que desde el mes de marzo hasta el mes de septiembre ya alcanzaba 40% o 35% en muchas de las empresas. Esto pone de manifiesto que había sido un sector que había corrido demasiado.

No creo que Volkswagen vaya a desaparecer, ni mucho menos. Lo que pasa es que nos gusta mucho este tipo de noticias y llegar hasta el límite y destrozarlo. Lo que se han cargado es el beneficio neto de y la cuenta de resultados de uno o dos años, eso es evidente. Tendrán que pedir resultados a sus directivos también y veremos una dimisión de la cúpula de Volkswagen en Estados Unidos y todos los responsables del equipo de dirección que han trampeado para obtener esos resultados dimitirán. Lo que creo es que con todo esto se esté generando una oportunidad de compra de acciones de Volkswagen a muy largo plazo y si el inversor tiene capacidad de aguantar la volatilidad tan agresiva. Lo normal cuando un valor rompe de esta manera es que tarde en estabilizarse unas 60 sesiones hasta que se consiga ver un suelo. Creo que vamos a tener un goteo y unos vaivenes enormes en esta acción en los próximos meses según vayan saliendo noticias.

¿Al mercado español, en concreto, cómo le puede salpicar todo esto?

No hay ninguna automovilística pero tenemos una gran compañía como es CIE que vive del sector de partes. Nos afecta más en el mundo real. La verdad es que la economía española no está muy representada en el Ibex 35, porque el sector turístico tiene cuatro pequeñas presencias: Aena, los hoteles y alguna cosa más. Pero no hay una gran representación del PIB español. Y por eso este año la bolsa española ha estado en un 7% abajo con el PIB español en un +4%. Es una disfunción enorme. ¿Por qué es? Porque la economía española que son pymes, turismo, construcción de vehículos no está representado. Hay alguna pequeña representación como es CIE Automotive que está sufriendo un poco las dudas que hay con las ventas a futuro del sector automóvil. También es verdad que habíamos tenido el mejor momento de CIE de su historia tanto en ventas como en beneficios netos como en todos sus números y su cotización así lo había reflejado.

El Ibex 35, que parece no caminar hacia ninguna parte, está también afectado por las elecciones del próximo domingo en Cataluña. ¿Qué puede suceder en los mercados en caso de que se produzca una mayoría aplastante de los partidos secesionistas?

La verdad es que es complicado. Lo que creo es que no va a haber ninguna secesión. Ninguna declaración de independencia unilateral ni mucho menos. Ni la UE te ampara, ni la constitución te ampara, ni las diferentes autoridades. El problema es que está habiendo una división de la sociedad. Pero en términos de que se pueda llegar a buen puerto creo que es un camino a ninguna parte. Lo peor de todo es que divides a la sociedad y que está espantando a la inversión extranjera de Cataluña y de España. Que está enfriando todos los proyectos de inversión en el país y que no era el momento ni mucho menos para España, ni se puede permitir el país, este tipo de aventuras. Desde mi punto de vista es una irresponsabilidad política enorme que tiene consecuencias: somos el peor índice de Europa. También para las entidades catalanas. Caixabank y Sabadell, imagino que cualquier operador de ventanilla de Sabadell pues estará bastante aburrido esta semana de recibir a clientes reembolsando depósitos, con miedo y con dudas. No entro a debatir si tiene que haber derecho a decidir o no, creo en la democracia y es así, pero sí que creo que el momento de la historia económica de España no nos podemos permitir.

Poniéndonos en ése escenario, imaginándonos que finalmente Cataluña declarase la independencia, ¿qué cree que podría ocurrir con las empresas catalanas y en la economía española?

Creo que la sede social de las compañías en el minuto uno saldrían de Cataluña. Excepto Grifols y Fluidra que se han posicionado claramente a favor de la independencia, con un mensaje muy claro a favor de este proceso. Pienso que las grandes compañías que prestan servicios en toda España tipo Caixabank, Sabadell o Gas Natural con sede en Cataluña tienen mucho más que perder quedándose en un estado catalán que quedándose en España. Pero como le digo creo que este es un caso que no va a ningún sitio. Hay unas herramientas legales y por mucho que se empeñen lo único que se va a conseguir es tener más fuerza o menos negociadora con el proceso de las competencias de las autonomías y el proceso en el diálogo con el gobierno central. Pero creo que legalmente están totalmente desamparados tanto en Europa como en el resto de España, por lo que no vamos a tener que ver al Sabadell cambiando su sede porque no considero que haya un proceso de independencia.

Y dentro de la bolsa española Santander está siendo uno de los valores más castigados por su exposición a Brasil. Ahora se ha conocido su plan estratégico ¿Qué le parece? ¿Considera factible que alcance un crecimiento de doble dígito para el 2018 con un ROTE del 13%?

Bueno pues “We full thinking”, ¿no? También el plan estratégico de OHL es maravilloso, el de Sacyr parece maravilloso, o el de FCC… Hay que ejecutarlos. El mundo está en una situación económica y en un ciclo económico muy difícil y volver a hablar de crecimiento a doble dígito tanto para Sacyr como para FCC como para Santander va a ser complicado. Creo que la banca desde 2008 al final desde mi punto de vista mostró una quiebra del sistema bancario mundial. A Lehman Brothers lo dejaron caer pero al resto de entidades las recapitalizaciones y ampliaciones de capital han sido unas quiebras encubiertas y siguen en ese proceso.

¿Cuáles son los valores por los que apostaría en este clima tan incierto en España?

Desde principios de año he mantenido la misma teoría. El ciclo español es muy claro y el latinoamericano no. Siempre he dicho que había que coger la palanca de tracción de este ciclo que son los hoteles o las papeleras. NH o Meliá son compañías que están en positivo en el año y creo que lo están haciendo bien. Las SOCIMIS también son activos interesantes. A mí Bolsas y Mercados a 32 euros me parece un chollo. Cuando las bolsas se convierten en un casino, comprar el dueño del casino es un activo a tener en cuenta. Y en Europa por ejemplo el sector de las telecomunicaciones.

¿Tiene alguna recomendación de pequeños valores para invertir en small caps?

Me quedaría con Iberpapel o Europac, donde tengo posiciones. Tampoco veo grandes oportunidades. Estoy centrado en ese tipo de valores y no hay nichos que los veas muy claros con crecimiento. Las Socimis también. Nuestro mercado por tristeza o no es un mercado de small caps. En Ence también estoy. Otra que me gusta es Masmovil del MAB que es una compañía que pienso que tiene un proyecto interesante dentro del sector de las telecomunicaciones.