BME está esta mañana entre los valores del Ibex más débiles (aunque acaba de darse la vuelta y cotiza ya en números verdes) tras saberse que no propondrá el pago de su tradicional dividendo extraordinario a la junta general de accionistas, que se celebra el próximo 30 de abril.
MADRID, 26 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- BME está esta mañana entre los valores del Ibex más débiles (aunque acaba de darse la vuelta y cotiza ya en números verdes) tras saberse que no propondrá el pago de su tradicional dividendo extraordinario a la junta general de accionistas, que se celebra el próximo 30 de abril.

Dicen los expertos de Ahorro Corporación que estamos ante una mala noticia para la compañía, “ya que esta decisión supondrá restar atractivo a la inversión” en la misma.

“Nosotros esperábamos que mantuviera su dividendo extraordinario de 0,372 euros por acción. De esta forma, el dividendo con cargo a resultados de 2013 será de 1,65 euros por acción, que supondrá una rentabilidad por dividendo del 5,6% (frente al 7,3% esperado)”, señalan estos analistas.

A las 9:30 horas, BME suma un 0,27% arriba, hasta los 29,3400 euros.

N.A.