¿Las caídas de ayer en Europa han dejado tocada la situación técnica de los índices?
Sí, pero a corto plazo, pues no ha dañado la situación de medio y largo plazo, aunque en el Ibex 35 ya era, de por sí, indefinida en el largo plazo y lo seguirá siendo mientras permanezca por debajo de 11.200 puntos. Ahora, el Ibex 35 podría ir a visitar mínimos de agosto en el entorno de los 9.950 puntos. Ahora estamos en el punto intermedio entre este soporte y la resistencia de los 11.200 puntos, por lo que estamos en una situación intermedia. A corto plazo habría que vigilar los 10.650 puntos como resistencia y los 10.420 como soporte. La pérdida de este nivel podría llevar a los 9.900.

El índice más dañado en Europa es el Dax, aunque también es lógico teniendo en cuenta la evolución a medio y largo plazo. La pérdida de los 9.400 ya empezaba a dibujar cosas feas y, además, se ha ido ya por debajo del 0,618 de la última subida, lo que indica que el único objetivo ya son los 8.900 puntos. Por lo tanto, puede lastrar la evolución del resto de índices europeos.

¿Cómo ve a los índices de Wall Street?
Ayer los cuatro índices (Dow Jones, Nasdaq 100, Nasdaq Composite y S&P 500) terminaron con un Doji, cerrando donde abrieron a pesar de que el sentimiento a lo largo de la jornada había sido negativo. La zona de mínimos del Dow Jones de ayer sólo fue el 0,618 del subimpulso alcista que nació en los 16.330 puntos, es decir, nada que podamos calificar de tendencial. Ahora bien, ha adquirido un peor aspecto, pero no para considerar que estemos en corrección. Cuatro dojis es una señal de indefinición y, debido a que veníamos una tendencia alcista de corto plazo, incluso podríamos tener una pequeña subida.

Ahora hay que ser cauteloso, sobre todo con el lado largo, pues hay más títulos con aspecto para cortos que para comprar.

¿En qué valores ve opciones para ponernos cortos?
En BBVA y Santander, pues Santander ya ha perdido el soporte de corto plazo de los 7,50 euros, coherente con los 10.650 puntos del Ibex. La subida de hoy podría ser un pull back para ir a visitar después los 7 euros. Con BBVA sucede lo mismo tras perder los 9,80 euros. Además, nos está dejando una formación de H-C-H que aconseja tomar posiciones cortas. Sucede lo mismo en Caixabank, que había sido uno de los mejores valores del Ibex 35 pero por debajo de 4,60 ya es para cortos y, además, ha dejado un H-C-H que desaconseja comprar. Banco Popular también está para cortos.
Bankinter también podría ser opción para cortos, pues, tras acercarse a sus máximos históricos en 7 euros, se vino abajo. Si se acerca a este nivel, pero no coincide con un Ibex 35 por encima de 11.250 puntos, lo normal sería vender y abrir cortos. Ahora no me parece prudente tomar cortos, pero sí me lo parecía en 7 euros.
Bankia, por su parte, sólo me gusta con precios de cierre por 1,65 euros y, de hecho, acercamientos al soporte no deberían suponer subidas, pues cuando se ha acercado al soporte de los 1,36 no ha rebotado con contundencia.
Banco Sabadell tuvo una forma muy rara de caer y está teniendo una forma muy rara de subir, con permanentes soportes. Sólo compraría por encima de 2,71 euros, zona para la que queda un mundo. De hecho, si pierde los 2,15 euros, estará dejando una formación de H-C-H múltiple, lo que le haría susceptible de cortos.

¿Ve algún valor para compra?
No veo oportunidades de compra en ningún sitio. De hecho, si no podemos reprimir las ansias de compra, sólo compraría en el mercado americano por la evolución de su economía. Sólo vería opciones en Facebook o Amgen, pero nada más. De hecho, será clave el cierre de la sesión de hoy, ya que podría producirse un rebote a los máximos anteriores o que los índices busquen el origen del último subimpulso alcista.