Álvaro Blasco, director de ATL Capital, analiza la situación en la que se encuentran los mercados en este momento y repasa el momento de algunos valores cotizados dentro del mercado español.
Los mercados están deseosos de recibir nuevas noticias y de recibir catalizadores para seguir creciendo…. ¿Qué podemos esperar de la reunión de la Fed y qué impacto podría tener en los mercados?

La reunión comienza hoy y termina mañana, con lo cual a las siete u ocho de mañana por la tarde tendremos un poco noticias de que ha decidido la Reserva Federal. No solo en materia de tipos sino en cómo ve la fortaleza de la economía. En cuanto a los tipos la mayoría piensa que no se van a mover, sino que se van a moderar por la desaceleración de China y demás. Somos minoritarios los que pensamos que pueden subir y que sería sano que se hiciera. Sería la búsqueda de la normalización de su economía. Además, estamos convencidos de que subirán de manera gradual. ¿Reacción de los mercados? No lo sé muy bien. Si suben los tipos lo lógico es que la bolsa americana flojease un poco, pero sería pasajero. Rápidamente podríamos ver una senda alcista. La renta fija americana ya ha descontado una subida suave de tipos. ¿En caso de no subirlos? Deberían subir algo las bolsas, pero somos capaces de interpretar lo contrario. Me parecería razonable que subiesen los tipos mañana.

Las bolsas siguen temerosas por varios factores como las duras caídas en china o las elecciones que tenemos a la vuelta de la esquina: tanto las catalanas como las españolas. En relación a la cita con las urnas de la próxima semana. ¿Qué escenario podemos manejar para los mercados en España con la amenaza soberanista de fondo?

Para empezar lo que tenemos es el análisis de las casas extranjeras, que lo que vienen a comentar es que si usted quiere invertir en periféricos es mejor hacerlo en Italia, que está creciendo menos y su economía está más atrasada, pero que tiene en el corto plazo una seguridad política más importante. Indudablemente los procesos electorales siempre implican dudas y más en esta ocasión. Hoy por hoy hay más respeto de lo que pueda pasar el 27 de septiembre que a las generales. Parece que las últimas se han suavizado y por lo tanto preocupa algo menos a los inversores. En el corto plazo hace que el dinero sea más miedoso y si a eso se suma que nuestras compañías son muy fuertes en América del Sur y sobre todo en Brasil, es un nuevo castigo que nos cae. Estamos viendo que nuestro Ibex 35 es el que peor lo está haciendo y la renta fija hemos pasado de una prima de riesgo, por ejemplo con Italia, en la que estábamos 10 puntos por debajo de su prima de riesgo y ahora estamos 20 por encima. Hemos visto un diferencial de 30 puntos que hemos perdido con respecto a Italia. Eso es lo que estamos observando y lo que vamos a seguir viendo por lo menos hasta fin de mes.

Hablando de valores concretos en la actualidad, Abengoa, Repsol y Sacyr han sido las compañías que más capitalización han perdido desde el mes de agosto. ¿Ve alguna de ellas con posibilidades de experimentar un rebote en los próximos meses? ¿Con cuál de ellas se quedaría si tuviera que apostar?

Creo que cualquiera de las tres puede rebotar. Dentro de eso tengo mucho respeto a Abengoa, inmersa en esa ampliación de capital. De las tres elegiría a Repsol. Estoy seguro que en un plazo razonable, que no son las semanas como muchos inversores quieren, sino que son trimestres o ejercicios, está en un precio muy atractivo. Hemos analizado a Repsol y la hemos recomendado para nuestros clientes esta misma semana. Cuando ves su negocio de las gasolineras la compañía vale 10 euros, el 30% de Gas Natural te lleva por encima de los 11 y pico y la compañía vale algo. Entonces es verdad que por los precios del crudo las empresas del sector están fuera de las carteras de muchos grandes gestores, pero creo que las grandes operaciones se hacen en estos momentos aprovechando las cotizaciones que tienen Repsol ahora mismo.



¿Qué valoración hace para Inditex en la bolsa después de conocer sus resultados?

Es la clásica compañía que siempre decimos que está muy alta, pero luego no hace más que subir. Habría ejemplo tipo Apple, que siempre se dice “esto está altísimo y no hay que comprar”, pero luego sube y sube. Creo que los resultados han sido francamente buenos y luego ha dado una visión del trimestre en curso que termina en el mes de octubre bastante positiva, con crecimientos por encima de sus propias expectativas. Luego yo le auguro un comportamiento excelente a Inditex. Creo que su premisa más importante que muestra su éxito es cómo se adapta a los ciclos económicos a los distintos países. Es decir, que es capaz de venderte una prensa a cinco euros y en un momento de más expansión vendértela a siete u ocho. Creo que esa adaptación que tiene a las diferentes economías de los diferentes países en los que está presente es uno de sus grandes éxitos y lo va a seguir siendo. Por tanto, seguiría apostando por Inditex sabiendo que es una compañía con la que no vas a dar un pelotazo. Pero es una compañía sólida con subidas constantes y creación de valor para el accionista.



También quería hablar sobre Santander y Telefónica. Últimamente hemos visto cómo han sido castigadas. ¿Podemos seguir viendo más descensos en estas dos acciones o qué panorama atisba para las dos?

Estoy convencido que los precios ahora mismo de ambas compañías son muy interesantes. Indudablemente tenemos un Santander que se enfrenta a una recomendación bastante negativa por parte de las casas de análisis extranjeras de lo que es el sector financiero español, a pesar del esfuerzo que han hecho las compañías. Pero la morosidad todavía es importante, los inmuebles en su propiedad siguen siendo elevadísimos y eso nos castiga con respecto a entidades financieras de otros países. El tema latinoamericano efectivamente afecta. Para Santander es su segundo mercado y lo que más daño le puede hacer es la depreciación de la divisa, pero todavía necesita mejorar su sistema financiero. Creo que bandeará bien la crisis y que Santander volverá a recuperar valor por este y otros motivos por un plazo relativamente corto. Pero en los próximos días todavía puede sufrir.

Con Telefónica pasa lo mismo. Se segundo mercado es Brasil. Hemos visto una limpieza de esas líneas que también se hizo en España hace tiempo por parte de todas esas compañías no de contratos sino de prepago que estaban medio muertas y ha sido de las que menos líneas han tenido que dar de baja. Luego en el país las comunicaciones también están por desarrollar de una forma muy importante. Ahora con el cable va a tener resultados a pesar de devaluaciones y demás de Brasil.



¿Cómo deberíamos posicionar las carteras?

No saldría del mercado. Lo que tuviera invertido lo mantendría. Pondría más peso a Europa y le quitaría algo a España en el corto plazo. Para aquellos inversores que piensen en invertir a uno dos o tres años creo que es un buen momento para aumentar la exposición. Independientemente de que podamos seguir con volatilidad.

Si quiere ver más análisis pinche aquí.