Rafael Ojeda, CIO de Fic Trade, analiza la actualidad del mercado europeo y americano.

ArcelorMittal se desploma 6% tras cerrar su ampliación de capital. Luego de subir un 40% en lo que llevamos de año. Además, hay que tener en cuenta que a partir del 8 de abril comenzarán a cotizar las nuevas acciones. ¿Cree que las cosas han cambiado en Arcelor o que las fuertes subidas han sido especulativas?
Estas subidas son un poco de todo. Había mucho de especulación detrás de los avances, pues era un valor denostado por los analistas y castigado por motivos obvios. En el momento en que y el valor comenzó a repuntar por la ampliación de capital, muchos cortos se cerraron y también haya habido stock pickers que han entrado al calor de subidas puntuales. Sin embargo, por fundamentales el valor no es especialmente bueno y hay cosas mejores en el mercado donde poder invertir el dinero.


El petróleo vuelve a abaratarse debido a la declaración de intenciones de Irán de no congelar la producción de petróleo y tampoco Arabia. Esto está castigando a Repsol, cuyas acciones caen hoy con fuerza arrastrando a Sacyr. ¿Cree que seguirá el calvario para ambos valores?             
El problema de Sacyr es que vive por y para Repsol y tiene contabilizadas las acciones a un precio superior al actual y va a tener problemas con sus proveedores. En el caso de Repsol, el petróleo está bajando con fuerza y todo tiene visos de que, al menos en el corto plazo, va a haber una tremenda volatilidad en el petróleo debido a que Arabia Saudí se niega a reducir su producción. Además, Arabia Saudí impide que los barcos iraníes transiten por sus aguas, lo que genera otro conflicto.

El mercado de materias primas puede dar rentabilidades, pero muy a corto plazo, poniéndose cortos y largos porque en el medio plazo todo apunta a que el valor del petróleo llegará 40-50 dólares.

 
¿Qué espera de la reunión de los principales productores de petróleo del día 17?
Reducción de la oferta no va a haber, probablemente sí haya congelación. Que se acuerde una reducción va a ser complicado porque Irán necesita producir y porque la OPEP no controla el 100% de la producción del petróleo mundial y otros proveedores podrían satisfacer la demanda mundial.

No creo que salgan cosas importantes. Todo dependerá de si Arabia Saudí está contenta con los precios actuales o quiere elevarlos. De momento, ya ha conseguido parte de lo que quería, que era hundir las empresas de shale gas y fracking, pero la tecnología de estas compañías también ha mejorado y se han abaratado los precios de producción. Por ello, creo que en el medio plazo los precios del crudo sí subirán.
 
Santander Consumer USA es una fortaleza o una debilidad para el grupo, pues vimos fuertes subidas después de presentar sus cuentas, que habían sido requeridas durante meses…
Ha sido raro lo que ha sucedido con las cuentas. Algo de maquillaje contable tiene que haber en esas cuentas y, si no, al tiempo. Pero no creo que sea un lastre para la compañía, pues ahora que la economía estadounidense comienza a crecer y el crédito va a fluir, no debería ser un lastre para el grupo, todo lo contrario. Si hablamos de lastre, veo más lastre en Brasil que en EEUU.

La semana que viene comenzará la temporada de resultados del primer trimestre del 2016 en EEUU. ¿Qué espera de esta temporada?
Esta temporada va a ser triste. Les está costando a las empresas más crecer y cumplir las expectativas. Ahora las cotizaciones en Wall Street están muy altas y posiblemente haya una huida de capital hacia Europa, aunque sí que seguirá habiendo stock pickers en empresas buenas, como Tesla, pero EEUU creo que no tiene un buen recorrido.
 
¿Para cuándo espera la siguiente subida de tipos en EEUU?
Atrás se han quedado las expectativas de 3 ó 4 subidas de tipos y yo apuesto más por una subida de tipos que por dos, hacia junio, pues no la puede retrasar demasiado porque se juntaría con las elecciones. Además, en el caso de que saliera Trump, a Janet Yellen le quedaría año  y medio, no seguiría. Tampoco veo una pronta subida de tipos porque los datos macro no han sido suficientemente firmes. La subida será pequeña, de un cuarto.