Con comicios a la vuelta de la esquina, puesto que falta poco más que un mes, muchos inversores se hacen la pregunta sobre cuáles pueden ser los activos en los que estar invertidos para protegerse de la volatilidad. Aquellos que presenten mejores perspectivas, si es que los hay. Entonces… ¿Cuáles son?
Estamos a punto de tener la cita con las urnas. Estamos al borde de cruzar la línea para elegir quién será el próximo gobierno durante los próximos cuatro años. Pero con este momento se une otra elección que multitud de inversores se plantean cuando se produce esta cita. Y esa no es otra que cómo salvaguardar nuestro dinero para evitar la posible volatilidad que se produzca durante este periodo. Más aún cuando todo parece indicar a que el resultado ofrecerá un parlamento fragmentado y sin mayorías absolutas.

Observando la estadística de los últimos 20 años, en año electoral el último trimestre no ha sido especialmente positivo para la bolsa española. Solo en dos de las últimas cinco ocasiones el último periodo del ejercicio terminó con subidas en el Ibex 35 consistentes. En 1996 con un incremento de más del 5% de media y en 2004 con una revalorización que alcanzó algo más del 4%.

Comportamiento del Ibex 35 en el último trimestre en año electoral. Fuente: Consenso de mercado/Elaboración propia
Comportamiento en bolsa en el último trimestre en proceso electoral


Pero en general se observa que la evolución del mercado español en el cuarto trimestre del año durante las dos últimas décadas ha sido más bien pobre cuando coincidido con la elección de un nuevo gobierno. No es, ni mucho menos, el mejor momento para las bolsas para tomar posiciones y para así obtener rentabilidades al corto plazo.

Por eso hay muchos analistas que optan por la disuasión a realizar cualquier movimiento comprador en España. Estar lejos hasta que se aclare el panorama y se pueda invertir con más grado de seguridad. Sin embargo, muchos inversores sí quieren saber cuáles son las inversiones más adecuadas en este periodo, o la búsqueda de activos que proporcionen mayor refugio o garantías de rendimiento, en aras de defenderse de una escalada de la volatilidad a medida que se acerque la fecha del 20 de diciembre.

En este sentido, según Carlos Ladero, gestor de Invinco, realmente este sería “un mal momento para activos refugio”, porque realmente “no los hay”. El activo refugio en España por defecto, según sus palabras “es el depósito”. Así para tener una rentabilidad superior a la inflación con depósitos debes “vincularte en varias cosas y pagar comisiones que hacen que esa rentabilidad finalmente sea cercana a cero”.

Ladero considera que las cédulas hipotecarias “serían el segundo activo por riesgo a considerar como refugio”. En este caso las TIR “son del 1,4% pero con vencimientos a 2020/2025 de media”, lo cual quiere decir que ante una subida de tipos e inflación “podríamos con toda seguridad tener TIR negativas o cero” puesto que duda que los tipos de interés sigan a cero más de uno o dos años”.

Por su parte, José Lizán, gestor de SICAVs en Auriga, explica que tras las elecciones el mayor riesgo será “el de los sectores regulados”. Como tal, el más importante “es el Eléctrico”, en su opinión. Tras la reducción del déficit de tarifa y el traslado de parte del mismo a las empresas vía recorte de tarifas renovables y el cargo al consumidor de otra parte del mismo “el mercado está diciendo que hay ausencia de riesgo regulatorio porque sería pegarse un tiró al pie volver a generar déficit de tarifa”.

Pero Lizán no cree tampoco “que lo vayan a hacer”, pero sí que “hay un riesgo por lo impopular de la factura eléctrica” de que se traslade parte de la carga actual que sufre “el consumidor a las redes de transporte y almacenamiento (ENG y REE)”, que no han sufrido prácticamente cambios regulatorios ni han sido “perjudicados en muchos años”. También hay un riesgo importante de que surja de nuevo “el debate nuclear”. Ahí la más perjudicada “sería Endesa”.

Por su parte, José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión, se centra en tres valores que considera que pueden verse “menos afectadas por repuntes de volatilidad de cara al corto plazo en España”. La primera de todas seríaAmadeus: “Cotiza por encima de los 37,98-73€, zona en que dibuja una zona de soporte al más estricto corto plazo apoyándose, además, en la media móvil de largo plazo”, analiza.

Amadeus indicadores


“Su tendencia de largo plazo es alcista y encontramos un ligero repunte en el volumen de contratación al más estricto corto plazo”, describe. “En esta línea, la cotización podría estar preparándose para atacar la resistencia intermedia situada en los 40,82-59€ paso previo a un avance hasta los máximos anuales situados en los 42,01€”, añade.




Otra acción a tener en cuanta sería Endesa: “Vuelve a dar continuación a su estructura de máximos / mínimos crecientes de largo plazo tras resolver al alza la zona de los 19,69€, dicha zona muy propicia para un throwback que aprovecharíamos para la toma de posiciones, manteniendo un sesgo positivo a corto plazo mientras consolide por encima de la zona de relevancia situada en torno a los 18,55-18,51€”, apunta González.




Asimismo, Mediaset podría ser otra opción a tener en cartera ante este panorama. “Extiende su rebote al alza de corto plazo que parte de los 9,44€”, considera. Por tanto, el analista indica que “la estructura de máximos y mínimos crecientes de las últimas sesiones viene acompañada por el MACD y por el repunte del volumen de negociación”. Por eso mantendría “un sesgo positivo por encima del mínimo significativo previo situado en los 9,90€”.




Mediaset indicadores


Desde la perspectiva de Lizán, los activos refugio “van a ser las Papeleras, Las SOCIMI, Los Hoteles, Grifols, Bolsas y Mercados, Gamesa, IAG y Telefónica. Según explica son sectores “que tienen visibilidad en resultados y entornos favorables, que llevan todo el año con el viento a favor y no dependen del gobierno de turno de cara a 2016”.




Dentro de otras áreas que presentarían más dudas estaría que el sector bancario “va a estar muy volátil, al igual que veo caro al sector eléctrico en estos niveles”. También, el sector construcción los veía “incierto pero no por el riesgo elecciones, si no por el riesgo intrínseco de compañías como Sacyr, FCC, OHL”.