El amor tiene dos caras, la del enamoramiento inicial, en la que no vemos defectos en el otro y la de la decepción y el cansancio. Las dos se viven casi con la misma intensidad y genera casi el mismo torbellino de emociones.  Al igual que con las parejas, esa dualidad de sentimientos se produce entre los inversores y las acciones que eligen para que formen parte de su vida y las de sus carteras. Pero hay veces que cuando el amor se rompe (también en los mercados) y las señales son claras, lo mejor es amputar, el divorcio.
 
No es fácil romper una pareja de inversión. Menos cuando hubo enamoramiento al principio y con el paso de los años se han pasado baches de distinto pelaje. Pero asumámoslo, todas las señales lo indican. La acción a la que se unión hace años ya no tiene potencial, lleva tiempo sin tenerlo y año tras año su relación no solo no crece, sino que se acumulan las caídas en bolsa. 

Es hora de afrontar las verdades. No soy yo, eres tú la que no aporta nada a mi cartera. Estas son las acciones con las que no hay que seguir ninguna relación, tanto por su comportamiento en los mercados, las recomendaciones de nuestros amigos los analistas, así como por su potencial (si es que lo tienen).

En España
En los momentos de incertidumbre es aconsejable comprobar qué dicen los expertos. Y en el mercado español hay solo dos compañías que presentan una clara recomendación de venta: Deoleo y Abengoa.

Deoleo, que hace años mudó el nombre desde Sos Cuétara, ha dado a sus accionistas una década de sinsabores en la que sus títulos se han dejado casi un 97%. Lo cierto es que los títulos han aguantado bien el último año y parecen haber revertido la crisis, al subir un 11,4% en doce meses. Sin embargo los expertos lo tienen claro, hay que vender.
El consenso no le da al productor de aceite de oliva ningún potencial positivo, ya que creen que sus títulos podrían caer un 20% desde el nivel actual.
Para aquellos que siempre apuestan por la segunda oportunidad hay una buena señal por delante, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan al valor en fase alcista, con una puntuación de 9,5 en una escala que acaba en 10.

deoleo



No ocurre lo mismo con Abengoa, uno de los valores que más malos momentos ha hecho pasar a sus accionistas en los últimos años por su adicción a la deuda. Un hábito del que le está costando desengancharse. 

La compañía se deja un 94% en diez años y un 13,7% en doce meses. La recomendación es de venta y, por si fuera poco, sus acciones tienen un potencial de caídas de casi un 90% desde el nivel actual de valoración. Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan al valor en fase bajista al otorgarle una puntuación de 3,5.
abengoa


Otro de los valores que lleva una década de crisis constante es Prisa. La editora del diario El País también ha tenido sus problemas con la deuda y en diez año sus títulos se dejan un 98,9%. Su recomendación, no obstante, dicen los analistas es de mantener. Lo cierto es que el consenso de Facset le da un potencial de más de un 20% desde los niveles anteriores. ¿Es suficiente esto para mantener la relación? ¿Y para iniciar una nueva?

Los Indicadores Premium no lo ven muy recomendable, ya que le otorgan una puntuación de 1 sobre 10, que lo situaría en una clara fase bajista.
prisa

Por último, en España el valor que más crisis está despertando entre los inversores es quizá Banco Popular. En 10 años cede más de un 97% de su valor en bolsa y el año pasado cedió un 56%. Los expertos, no obstante, apuestan por mantener sus títulos y le dan un potencial de un 15% desde los niveles actuales.

Eso sí, casi nadie espera que Popular se siga manteniendo single, ya que los expertos solo le dan recorrido si lo hace formando una nueva pareja, quizá con Sabadell, aunque por el momento se trata de un mero rumor.

Los Indicadores Premium solo dan un punto al valor, lo que lo dejaría en plena fase bajista.

Banco Popular


Estados Unidos
En Estados Unidos hay una compañía que en los últimos días no deja de dar malas noticias. Y a menos que busque un nuevo novio, parece que su futuro seguirá siendo tormentoso en bolsa y que un divorcio no estaría mal pensado. Se trata de Twitter, la cotización de la red social del pajarito se deja más de un 65% desde que comenzó a cotizar en 2013. Solo en los últimos tres meses, sus acciones ceden más  de un 15% ante la imposibilidad de los directivos de convencer a la comunidad inversora con sus cuentas. Twitter se ha convertido en una compañía muy poco sexy en bolsa, a pesar de que en el mundo de los 140 caracteres tiene auténticos fans.

en bolsa


En la bolsa americana podemos encontrar solo con cinco compañías del S&P 500 que tengan recomendación de venta  y eso que en los últimos diez años solo una de ellas ha presentado caídas para los accionistas, People’s United Financial.  El resto han subido en bolsa desde que comenzaron a cotizar, eso sí, se les ha acabado el potencial.

compañías americanas


Europa
Dentro del Eurostoxx 600 encontramos varios casos de decepciones; solo hay que acudir a Alemania donde vemos a Deutsche Bank que se deja un 80,9% en los últimos diez años. Aunque en doce meses ha recuperado un 20% de la caída, lo cierto es que los expertos apuestan por infraponderar el valor y le ven un potencial negativo de algo más del 10% desde el nivel actual.

Lo mismo ocurre con la Lufthasa, que en 10 años se deja un 42%, el consenso de Facset apuesta por infraponderar el valor y los analitas le dan un potencial de caídas de más del 13%.

Aunque el sector financiero está de moda, tener bancos en cartera desde la crisis no ha sido una buena idea y este cede un 96% en los últimos diez años. A pesar de que parece que la historia de amor con la industria se ha recuperado, lo cierto es que el consenso de Facset apuesta por infraponderar el valor con posibles caídas de más de un 10% desde los niveles actuales.

potencial

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Potencial de revalorización de la bolsa española”