Daniel Pingarrón, estratega de mercado de IG, se centra en la situación global de los mercados y repasa dónde pueden encontrarse los principales oportunidades.
 
El efecto Trump se desinfla algo con la dificultad de implementar su política. ¿Estamos ya a las puertas de una corrección en Estados Unidos?

 Creo que no se puede afirmar tal cosa. Estamos cerca de máximos históricos, a un 2%, en los índices de Estados Unidos, y es muy sorprendente que esa noticia de que Trump fracasó en su intento de derogar el Obamacare y aprobar su reforma sanitaria ha tenido un efecto muy limitado. El martes, dos días después, Wall Street ya estaba casi medio punto por encima de los niveles de cierre del viernes. La verdad es que sorprendentemente ese fracaso que es muy preocupante, que pone de relieve las dificultades que va a tener Trump en aprobar la reforma fiscal, el plan de inversiones y cualquier política que quiera llevar a cabo, ha pasado bastante desapercibida por lo que podría haber pasado. No hemos empezado de momento a caer lo suficiente como para pensar en una corrección. Estamos muy cerca de máximos históricos y de nuevo es muy sorprendente la alegría o la poca preocupación con la que Wall Street ha reaccionado para la que para mí tenía un potencial muy superior. Yo pensaba que podríamos estar cayendo un 3% o 4% sobre niveles de cierre del viernes.

En Europa no se está canalizando de la misma manera este sentimiento más pausado en EEUU. ¿Cuál es la situación del mercado europeo?

El Brexit ha empezado con mal pie, con una carta de May no demasiado amistosa hablando demasiado de la seguridad y con un desacuerdo claro, puesto que el Reino Unido se niega a pagar los 60.000 millones de euros que tiene comprometidos con la EU. Las bolsas europeas pasan por encima. No han atendido ni al fracaso de Trump en la reforma sanitaria y no han atendido a otra noticia que para mí es negativa que es esta filtración de Reuters de que el BCE en su próxima reunión iba a hacer mucha hincapié en que en absoluto van a subir los tipos de interés antes de que acabe el QE, que en su anterior reunión quedaron dudas sobre este punto y en la próxima reunión va a lanzar un mensaje más dovish del anterior. Ayer vimos pequeños movimientos en el sector bancario, caídas en el euro, caídas en la RV europea pero tampoco nada que haya trastocado las bolsas. Si tenemos en cuenta la sobrevaloración de los índices europeos el Ibex sin ir más lejos tiene los mayores niveles de sobrevaloración en años. Está en un momento de euforia total y todos estos factores negativos que se están acumulando sorprendentemente no están afectando nada a las bolsas europeas. Creo que tarde o temprano va a llegar una corrección y va a ser importante teniendo en cuenta los excesos que se están cometiendo. Pero no hay síntomas de que vaya a llegar ya.

Por otro lado tenemos el efecto de la oficialización del Brexit. ¿Qué impacto puede tener en el medio y largo plazo para la libra? Por otro lado, ¿afectará más a las cotizadas españolas con intereses en Reino Unido?

Es muy difícil pronosticar que ocurrirá con la libra. La libra en estos momentos está cerca de un 11% por debajo de los niveles previos al brexit. Ya la libra ha caído bastante descontando un escenario bastante negativo. Bien es verdad que llegó a caer mucho más. Llegó a caer un 15%. No estamos en los mínimos de la libra bastante reciente, nos hemos puesto en un escenario algo mejor. Con el dólar es algo más. El dólar contra la libra está un 15% de los niveles pre Brexit. Desde cerca de un 20% de caída máxima que llegó a anotarse. Creo que la libra se va a comportar con mucha volatilidad. No tengo tan claro que vaya a tomar un rumbo fijo. Veremos grandes caídas y rebotes a tenor de las caídas que se vayan produciendo. La libra tiene muchos más riesgos bajistas que alcistas. No me atrevería a decir nada más que esto.

Y ya que hablamos de divisas, el euro-dólar se fue recientemente a buscar máximos anuales superando el 1,08. Con la posibilidad de que el BCE pueda tensionar antes de lo previsto, ¿considera que la paridad al final no va a llegar?

Ya lo habíamos comentado en alguna ocasión. Todo lo que fuera por encima de 1,08 era una oportunidad de venta. En esta ocasión lo ha vuelto a ser. Nos acercamos incluso al 1,09 y ahora estamos cayendo hacia el 1,07. A mí el 1,07 me sigue pareciendo un nivel ciertamente elevado para el euro-dólar. Para mí en el 1,07 o el 1,08 hay más riesgo y posibilidades de que el euro-dólar caiga que siga rebotando. Creo que en general la receta para el euro-dólar los próximos meses es vender tras rebote.       Lo que estamos viendo es que la Fed va a subir tipos como mínimo dos veces más. Tal vez una tercera si es que Trump aprueba sus políticas económicas y estas tienen un efecto expansivo en la economía y en el último trimestre del año que viene hay una aceleración del crecimiento de EEUU. Eso exige una cuarta subida de tipos. Y por parte del BCE que va a poner más énfasis en su discurso dovish descartando cualquier subida de tipos. A mí me parece que el EURUSD va a acercarse a la paridad en el medio plazo. Desde el 1,08 me parece un nivel caro para el euro-dólar.

Otro tema que ha vuelto a la actualidad es la evolución del petróleo después de sus últimas caídas. ¿Ve estas correcciones como oportunidad para entrar ahora en compañías del sector como Repsol o Técnicas Reunidas, o pueden venir más caídas para el crudo que lastren a estas cotizadas?

Creo que sí. En general la visión de un rango lateral en el petróleo sigue siendo válida. Ahora en breve terminará el periodo de recorte de la OPEP que creo que es posible que renueve. Por otro lado, veo difícil que el petróleo suba demasiado porque estamos viendo que el fracking cada vez es más competitivo y más eficiente. Cada vez genera más oferta potencial y ahí el petróleo está muy anclado. Ahí sigo viendo el rango lateral con 5 dólares arriba o abajo. Pero en general podríamos hablar de que el Brent se puede mover entre los 50 o 60 dólares, tal vez entre los 45 o 60 por ampliar el rango. Todo lo que sea visitas a la parte inferior del rango tal vez sean una buena oportunidad de compra de petróleo o empresas con exposición al petróleo. Todo lo que sea visitas hacia la parte alta del rango posiblemente invite a lo contrario. 

¿Dónde ve en estos momentos las principales oportunidades?

A estos niveles no compraba. No me parece que en estos niveles de euforia total sea para hacer cartera.  En el momento en el que lleguen los recortes, que serán más abruptos de lo esperado, si nos fijamos hay empresas que están en buen momento. ArcelorMittal, Acerinox, Amadeus, Meliá, NH, Grifols, Azkoyen o Sacyr. Hay bastantes oportunidades de compra, eso sí, tras un recorte que creo que va a venir. A estos niveles me parecería peligroso acumular cartera.