La consultora y correduría de seguros Willis Towers Watson se anotó un beneficio neto atribuido de 4.222 millones de dólares (3.695 millones de euros) en el conjunto de 2021, lo que supone más que cuadruplicar las ganancias registradas durante el año anterior, según se desprende de la cuenta de resultados publicada este martes por la compañía.

"Aunque los resultados están en línea con nuestras expectativas, no reflejan por completo el potencial a corto y largo plazo de la empresa", ha indicado el consejero delegado, Carl Hess.

Sin embargo, gran parte del resultado neto se corresponde con las operaciones descontinuadas. Si solo se tienen en cuenta los negocios que mantienen continuidad en la empresa, Willis Towers Watson se anotó un beneficio neto de 2.156 millones (1.887 millones de euros), casi el triple que en el año anterior.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La facturación de la firma entre enero y diciembre fue de 8.998 millones de dólares (7.876 millones de euros), un 4,4% más. Por segmentos de negocio, la división de capital humano y beneficios facturó 3.447 millones (3.017 millones de euros), un 5% más, mientras que el negocio de riesgo corporativo y correduría se situó en 3.177 millones (2.781 millones de euros), un 7% más.

La rama de administración de beneficios experimentó un alza del 10% durante el año, hasta 1.500 millones de dólares (1.313 millones de euros), mientras que las operaciones de inversión, riesgo y reaseguro se contrajeron un 12%, hasta 814 millones (712 millones de euros).

Los gastos en personal de la consultora durante 2021 ascendieron a 5.253 millones (4.598 millones de euros), un 1,9% más, mientras que el resto de gastos operativos se mantuvieron prácticamente estables en 1.673 millones (1.464 millones de euros).

Únicamente en el cuarto trimestre del año, Willis Towers Watson percibió un beneficio neto atribuido de 2.402 millones de dólares (2.102 millones de euros), el quíntuple que en el mismo periodo de 2020, mientras que la facturación se mantuvo sin cambios en el entorno de los 2.700 millones (2.363 millones de euros).