La nueva secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto, ha exigido a la Comunidad de Madrid que trabaje para acabar con la exclusión social y que garantice la igualdad de oportunidades, además de recordar que en la región hay un 22% de población en riesgo de exclusión social y 800.000 personas en situación de gran vulnerabilidad.

Tras las declaraciones del consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, quien señaló que la población cuando va por la calle se pregunta "dónde estarán los pobres" que cita Cáritas, la secretaria general ha apuntado que están "en los municipios de su comunidad autónoma" y que no le hace falta "irse muy lejos".

En una entrevista con Europa Press, Prieto le ha pedido al consejero que pregunte cuál es su situación a cualquier trabajador social que le va a decir cómo "en un Ayuntamiento como el Navalcarnero hay 3.000 familias atendidas de las que el 70% tiene un empleo pero no llega a final de mes".

"¿Cuál es la libertad de una familia que no llega a final de mes?", se ha preguntado, a lo que ha añadido que la libertad que quieren vender desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid no es tal ya que "cuando no se garantiza la igualdad de oportunidades es imposible que haya libertad".

En esta línea, Prieto ha criticado que haya familias madrileñas que tengan que elegir entre pagar la luz o dar de comer a sus hijos o entre pagar una hipoteca y llenar la nevera. "Eso no es libertad, sin igualdad no es posible", ha subrayado.

Por ello, la líder sindical madrileña apuesta por trabajar en políticas que garanticen la igualdad de oportunidades, en educación o en sanidad, para que realmente se pueda decir que "vivimos en libertad".

Sobre Ossorio, ha destacado que aunque "pidió disculpas" lo que realmente debería hacer es "trabajar para revertir esta situación". En concreto, ha afirmado que en Educación el Gobierno regional gestiona, como en el resto de materias, basándose en "una política segregadora socialmente".

"Lo vemos concretamente en la política que tiene en cuanto a la educación especial y concertada y creo que al final nos trata de dirigir a los padres a una elección que es la que le interesa", ha justificado.