La agencia de calificación crediticia S&P Global ha decidido rebajar la nota como emisor a largo plazo de Electricité de France (EDF) en un escalón, hasta 'BBB' desde 'BBB+', al tiempo que ha situado en 'negativa' su perspectiva, según ha informado este lunes en un comunicado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La agencia ha rebajado la calificación por el abultado incremento de deuda previsto para 2022 y 2023, así como a la caída del resultado bruto de explotación (Ebitda) fruto de la menor producción nuclear esperada por la corrosión detectada en 11 reactores, así como por las medidas adoptadas por el Gobierno francés para limitar las subidas de precios.

Aunque el grupo ha adoptado medidas para atajar las abultadas pérdidas esperadas en 2022, para los dos próximos años S&P estima que su deuda crecerá en 15.000 millones de euros. La agencia estima un rango de entre 5.000 y 7.000 millones de Ebitda, frente a sus estimaciones anteriores de más de 18.000 millones.