Las opciones nos rodean a diario. ¿Cuántas personas han firmado un contrato de arras para la compra de un piso o han contratado un seguro para su automóvil? Los mercados de opciones son los que más dinero mueven en el mundo, sin embargo, existe una creencia sobre la complejidad de los mismos.

Las opciones financieras no son otra cosa que un instrumento en el que se le otorga un derecho al comprador y una obligación al vendedor de realizar la transacción a un precio determinado y en una fecha concreta.

A través de las opciones existen multitud de estrategias, dependiendo del nivel de riesgo que el inversor esté dispuesto a asumir.

Sin embargo, este instrumento es percibido por inversores y brókers como productos complejos. Esto último se debe “a que no los entendemos” tal y como explica José Carlos López, profesor el curso de opciones de Estrategias de Inversión.

Añade que existe una terminología propia que en ocasiones es difícil consolidar en la memoria pero la operativa es sencilla, “tan sólo hay que entender cuatro conceptos básicos.

Sobre ellos va a rotar el proceso de decisiones, de visión de mercado, de cómo crear la mejor estrategia posible, de cómo cubrir el riesgo y sobre todo, el uso de las herramientas que permitan optimizar el riesgo”.

Por supuesto, no se puede dejar a un lado que, como cualquier instrumento financiero, conlleva  cierto riesgo –por mínimo que sea-.

Entre los riesgos a los que se puede encontrar un inversor está en primer lugar, el riesgo psicológico. No se puede olvidar que debemos de ser racionales durante la operativa y que el peor enemigo de una persona, es ella misma.

Existe también el peligro de desconocer el algoritmo de cálculo de garantías lo que implicaría un bloqueo de una posición.

Otro de los riesgos –como hemos anunciado antes- es el desconocimiento del producto. Lo más importante es el conocimiento de las herramientas así como del instrumento en sí para conocer entre otras cosas: cómo cubrir la cartera, cómo conseguir beneficios recurrentes, cómo hacer trading con opciones, cuáles son las mejores estrategias con opciones y cómo gestionar el riesgo entre otras cosas.

Los anteriores son tan sólo algunos de los riesgos a los que un bróker o un inversor pueden enfrentarse en el caso de no contar con la formación adecuada. De recibirla, tal y como explica José Carlos López, será muy sencillo toda su operativa.

Más información sobre el curso de opciones de Estrategias de Inversión