Siemens Gamesa ha proseguido con su castigo en Bolsa y ha caído casi un 1,8% en la sesión de este jueves, tras haber presentado unas pérdidas de 403 millones de euros en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2022 y haber anunciado el relevo de su actual consejero delegado, Andreas Nauen.

En concreto, los títulos del fabricante de aerogeneradores cerraron la jornada bursátil con un descenso del 1,78%, retrocediendo hasta los 18,195 euros.

Siemens Gamesa pasó a media sesión al terreno de las pérdidas, después de que en los inicios de la jornada llegara a destacar con subidas de más del 2,5%.

En lo que va de año, las acciones de la compañía surgida de la fusión de Gamesa con la división eólica de Siemens registran unas pérdidas del 13,6%.

Siemens Gamesa registró unos 'números rojos' de 403 millones de euros en su primer trimestre del ejercicio fiscal 2022 (octubre-diciembre), frente a las ganancias de 11 millones de euros que obtuvo en el mismo periodo del año pasado, lastrado por las disrupciones en la cadena de suministro y los problemas en su negocio 'Onshore' (eólica terrestre).

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Este miércoles, el grupo también anunció el relevo de su consejero delegado Andreas Nauen a finales de este mes por Jochen Eickholt, que será así el tercer ejecutivo al frente de la compañía en menos de dos años.

En rueda de prensa, el presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, justificó la decisión de relevo al frente de la compañía en la "necesidad de reiniciar y cambiar el liderazgo" en un periodo "de muchos retos".

"Hemos visto un desarrollo en los resultados en los últimos trimestres y tenemos que asegurarnos de que se toman las acciones necesarias para poder estabilizar la situación financiera y poder seguir adelante con las acciones correctas, ese ha sido el fin de la decisión", añadió, destacando que Eickholt cuenta con un perfil de "capacidad de transformación" que busca la empresa para tomar el timón.

'PROFIT WARNING'.

Estrategias de Inversión

La inestabilidad en Bolsa de la compañía se disparó casi a finales del pasado mes de enero, después de que comunicara al mercado su tercer 'profit warning' en menos de un año, con una previsión de un descenso de ingresos de entre el 9% y el 2% en el ejercicio fiscal de 2022 y una caída del margen del beneficio neto de explotación (Ebit) de hasta el 4%.

Además, la compañía está trabajando en otras iniciativas como la potencial venta de su cartera de parques eólicos en promoción del sur de Europa, que podría tener un impacto positivo en los resultados.