La constructora podría ser una oportunidad de compra para los próximos meses… O tal vez no. Lo cierto es que ha sufrido un rebote después de que se conociera la última operación empresarial. La duda es si se mantendrá en el tiempo.
Sacyr optó por vender su filial inmobiliaria, Testa, a Merlin Properties, en vez de sacarla a bolsa. La compañía presidida por Manuel Manrique se embolsará 1.793 millones por esta transacción que llega, además, en un momento clave para las acciones de Sacyr.

A través una operación en tramos, Merlin Properties irá adquiriendo Testa a Sacyr. A cambio Sacyr recibirá 1.555,24 millones de euros. Se trata de una cantidad que se añadiría a los 238 millones que ya se ha ingresado en concepto de dividendos.

La compañía dirigida por Ismael Clemente ha llegado a un acuerdo con la constructora Sacyr para hacerse con su filial en una operación que se llevará a cabo en tramos y fases sucesivas que deberán de ultimarse antes del 30 de junio de 2016.

En la primera fase de este acuerdo, el Consejo de Administración de Testa ha realizado una ampliación de capital a través de la cual Merlin Properties ha tomado el control del 25% de la compañía.

Por su parte, nuestros indicadores de la zona Premium nos alertan de la tendencia bajista que matiene Sacyr en el medio plazo. El precio cotiza por debajo de las medias de 14 y 40 sesiones. Sin embargo, en lo que respecta al largo plazo, aunque el precio está por debajo de la media móvil de 200 periodos, ésta es superada por la de 40, lo que da aun esperanzas de recuperación del título. Además, la volatilidad, que ha sido un compañero casi inseparable de Sacyr, se ha reducido.


Así pues, desde Estrategias de Inversión queremos conocer la opinión del usuario en relación a si considera que ya ha llegado a su tope por abajo la compañía en bolsa o si por el contrario seguirá cayendo en futuras sesiones.

¿Sacyr ha tocado suelo para retomar subidas?