Ayer el Gobernador del BOS admitió la dificultad para cumplir con el objetivo de déficit de las AAPP este año, dada su evolución hasta el momento.


Pero, además, esta misma semana el Gobierno italiano revisó al alza el déficit público previsto.

Y ya conocen que uno de los argumentos detrás del recorte del rating de la deuda francesa el viernes fue precisamente el limitado avance en la consolidación fiscal.



Aquí incluyo las recomendaciones en política fiscal por países desde la Comisión Europea en el contexto del Semestre Europeo 2015, en el último Boletín Económico del ECB…



http://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/PublicacionesBCE/BoletinEconomicoBCE/2015/Fich/bebce1506.pdf



Los días 25 y 26 de junio, el Consejo Europeo refrendó las recomendaciones específicas de política económica y fiscal para 26 Estados miembros de la UE no sujetos a un programa de asistencia financiera1. Estas recomendaciones fueron adoptadas por los ministros de Economía y Finanzas el 14 de julio para concluir formalmente el Semestre Europeo 2015. Las recomendaciones de política fiscal del Consejo tienen por objeto velar por que los países cumplan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) de la UE.



Las recomendaciones específicas para cada país del Consejo Europeo identifican riesgos de incumplimiento de las exigencias de esfuerzo de ajuste estructural del PEC en 12 de los 17 países analizados. Aunque, en términos generales, los cinco países de la zona del euro no sujetos a un programa de asistencia financiera (Irlanda, Portugal, Eslovenia, España y Francia) y sometidos actualmente a un procedimiento de déficit excesivo (PEC) deben realizar esfuerzos de ajuste estructural equivalentes, en promedio, al 0,7 % y 0,9 % del PIB en 2015 y 2016, respectivamente, para garantizar el cumplimiento del PEC, realmente se espera que registren cifras medias ligeramente negativas en ambos años en un escenario en el que «no se modifiquen las políticas». A su vez, los 12 países de la zona del euro sujetos al componente preventivo del PEC han de avanzar hacia la consecución de sus objetivos presupuestarios a medio plazo realizando esfuerzos de ajuste estructural equivalentes al 0,2 % del PIB, en términos agregados, durante 2015-2016, aunque se prevén unas cifras ligeramente negativas para este período5. Por lo tanto, las recomendaciones de política fiscal instan a ocho Estados miembros (Bélgica, Estonia, Italia, Letonia, Lituania, Malta, Austria y Finlandia) a realizar esfuerzos de ajuste estructural acordes con el componente preventivo del PEC. Dos Estados miembros (Bélgica e Italia) también afrontan importantes brechas de consolidación respecto a las exigencias de la regla sobre la deuda.



Seguro que tienen una pregunta en la cabeza muy acorde con los tiempos de incertidumbre macro actuales: ¿cómo encajar las cifras anteriores en un hipotético escenario de nueva desaceleración económica?. Al final, es cierto, falta integración fiscal. Pero, por otro lado, la coyuntura no da mucho margen para acometerla. Y la política tampoco.






José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España