El presidente ruso, Vladimir Putin, ha remitido a la Duma la candidatura de Elvira Nabiullina, actual gobernadora del Banco de Rusia, para su confirmación de cara a un tercer mandato al frente del banco central de Rusia, que dirige desde 2013, según ha confirmado la Cámara Baja del Parlamento ruso.

Nabiullina, de 58 años y considerada parte del círculo más cercano al presidente de Rusia, de quien fue asesora económica antes de convertirse en banquera central, asumió la presidencia del Banco de Rusia a mediados de 2013 por un periodo de cuatro años, seguido de un segundo mandato de cinco años que expira el próximo mes de junio.

De acuerdo con la ley, el presidente de Rusia debe presentar un candidato para el puesto de presidente del Banco Central para la consideración de la Duma del Estado a más tardar tres meses antes de la finalización del mandato.

La economista de origen tártaro se convirtió en 2013 en la primera mujer en la historia al frente de uno de los bancos centrales de los países del entonces G-8. Nabiullina había desempeñado el cargo de ministra de Economía, Desarrollo y Comercio de Rusia entre 2007 y 2012.