Ferrovial Construcción es la unidad de negocio que desarrolla las actividades de construcción de obra civil, edificación, plantas de tratamiento de agua y obra industrial. Es reconocida a nivel internacional por su capacidad de diseño y construcción de obras singulares y sostenibles, principalmente de grandes infraestructuras de transporte.

Actualmente, es uno de los líderes internacionales en diseño y construcción de grandes infraestructuras de transporte, con más de 500 kilómetros de túneles construidos, 15.800 kilómetros de autopistas y 5.800 kilómetros de líneas de ferrocarril. Enfoca su actividad al mercado internacional, caracterizado por una fuerte competencia de constructoras globales y empresas locales. Concentra su actividad en proyectos complejos en países con economías estables y que apuestan por modernizar sus infraestructuras.

Una de las infraestructuras en las que Ferrovial desarrolla su actividad son los puentes y viaductos. A lo largo de los años, Ferrovial ha llevado a cabo importantes innovaciones tecnológicas, tanto en materiales como en procedimientos constructivos, dando lugar a la consecución de grandes proyectos a lo largo de todo el planeta.

Así, Ferrovial ha participado en numerosos proyectos de este tipo de infraestructuras, desarrollando sistemas propios de construcción, como viaductos atirantados, arcos, viaductos de voladizos sucesivos, viaductos de cimbra autolanzable, viaductos de tablero empujado (con dintel metálico o de hormigón) o viaductos con tablero de dovelas prefabricadas, entre otros.

Entre los proyectos más significativos que la compañía ha desarrollado a nivel internacional destacan la precalificación en EE.UU. del tren ligero de Miami North Corridor, así como el inicio de las obras de la autopista NTE Segment 3C (Texas), o la conexión de cuatro puentes que suman tres kilómetros sobre el río Danubio en la autopista D4R7 (Eslovaquia).

1. Puente de la Concordia

Estructura y detalles de la obra

El proyecto de construcción consiste en la conexión del desarrollo urbanístico de Valdebebas con el entorno de la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Se trata de un puente de tipología arco mixto rebajado con tablero intermedio, de 162 metros entre apoyos principales, que salva las cuatro calzadas que conforman la M-12 sin apoyos intermedios.

La infraestructura tiene vocación de objeto y, como tal, de icono representativo de la actuación. Se trata un puente urbano, ambicioso en su diseño e innovador en cuanto a tipología estructural y proceso constructivo. Una apuesta rigurosa por la confluencia entre formas arquitectónicas y la ortodoxia estructural.

El aeropuerto Madrid-Barajas ha servido como fuente de inspiración para las formas aerodinámicas del puente. El doble “diagrid” (rejilla en diagonal) y la pintura de aluminio pretende acercarse al diseño de la cubierta de la T4. Una infraestructura con claridad y simplicidad formal, de pureza estructural y geometría dinámica, sugerente y atractiva. Las obras finalizarán en otoño de 2021.

2. Puente de Ostróda

Un récord sobre tierras antiguas

La infraestructura se encuentra en plena Tierra de los lagos de Masuria, una inmensa llanura polaca salpicada que acumula restos de glaciaciones prehistóricas y más de 2.700 lagos unidos entre sí. Una infraestructura que da forma al futuro, sin olvidar la historia de la tierra sobre la que se asienta.

Para llevar a cabo el proyecto, Ferrovial diseñó en 2015 la nueva circunvalación de Ostróda y su conexión con la carretera S7, que suman menos de 20 kilómetros de longitud. Para ello, se construyeron 15 puentes, uno de los cuales está ya inscrito en el libro de los récords.

Se trata del Puente de Ostróda, o MS-3. Con una estructura extradosada, representa una infraestructura a medio camino entre los puentes atirantados y los de viga cajón pretensada. Así, sus pilares se hunden en la tierra de los lagos, mientras sus tirantes parecen querer levantarlo del suelo.

En total, el puente de Ostróda salva una distancia de 677 metros distribuida en cuatro vanos. Dos de ellos alcanzan los 206 metros de longitud, un récord que además de acortar distancias en Polonia, reduciendo en más de 40 minutos el tiempo de viaje entre Elblag y Varsovia, permitió galardonar a Budimex con el premio Top Builder 2018.

3. Puente sobre el río Nipigon

El primer puente atirantado de Ontario

Situado a pocos kilómetros del noreste de la bahía de Thunder, el puente sobre el Río Nipigon, inaugurado en 2019, es el primer puente colgante atirantado que se construye en Ontario, Canadá. La infraestructura sirvió como sustitución de los dos carriles de la estructura existente, añadiendo cuatro carriles y un paso peatonal, formando parte de la ampliación de 104km de la Autopista 11-17 perteneciente a la Autopista Trans canadiense.

Se trata de una estructura de restitución del anterior puente de dos carriles sobre el río Nipigon. El puente actual cuenta con cuatro carriles, una estructura de dos vanos de 112,8 metros y 139 metros. La forma estructural representa un puente atirantado con una sola línea de pilares formada por tres pilones independientes conectados debajo del tablero y en el nivel de cimentación. La superestructura soporta una autopista de dos calzadas con anchuras de 13 metros. Está compuesto por un arcén de 3 metros en el lado norte, dos carriles de 3,75 metros, y un arcén de 2,5 metros en el lado sur.

La estructura del tablero está sujeta por tres planos de tirantes en cada lado del pilón para cada plano. El tablero está compuesto por un emparrillado de vigas de acero y tres porta-paneles que coinciden longitudinalmente con los tres planos de tirantes. Transversalmente, cuenta con un conjunto de vigas de acero que soportan la carretera de 225 milímetros de hormigón prefabricado. Además, los pilones y los estribos se apoyan directamente sobre cimientos, apilados en H.

Asimismo, la explanación en 2019 incluyó también incluyó la ampliación de 4 carriles de la autopista 11/17 a lo largo de 4,9 km al Este de la ciudad de Nipigon, Ontario, la reconstrucción de la intersección de la autopista 11/17 a 500 m al Este del puente, y la demolición y desescombro del anterior puente sobre el río Nipigon, así como de los pilares bajo el agua con los que contaba la estructura.

Los trabajos incluyeron el hincado de pilotes, la instalación de una subestructura de colado y trabajos de estructura metálica, instalación de tirantes, excavación de tierra, terraplén de piedra, base granular, explanación, electricidad y pavimentación con mezcla en caliente.

El proyecto fue adjudicado a Ferrovial y Bot por 106 millones de dólares y se completó en febrero de 2019.

4. Puente de San Ignacio

Estrategias de Inversión

Una nueva conexión entre las ‘islas’ vascas

En pleno barrio de San Ignacio, en Bilbao, Ferrovial y Viconsa iniciaron en 2018 las obras del puente que unirán el barrio de San Ignacio con Zorrotzaurre. El proyecto, que tienen un plazo de ejecución de 17 meses, supondrá la construcción del segundo puente que conectará la isla creada en la ría de Bilbao. Así, la nueva infraestructura, que será una prolongación de la actual calle Islas Baleares, permitirá la conexión entre la parte sur de Zorrotzaurre y el barrio de Deusto.

La infraestructura se ha concebido como un puente integral, sin juntas de dilatación, con el objetivo de mejorar su funcionalidad y minimizar las labores de mantenimiento y conservación. La infraestructura contará con 75 metros de largo y 28 metros de ancho, sin apoyos en el cauce. Con una estructura mixta de acero al carbono de color blanco y hormigón, cruzarán el puente dos aceras peatonales, una vía ciclista, dos carriles reservados para transporte público y otros dos para vehículos a motor.

Además, la iluminación tendrá una función estética. Se instalarán dos columnas de 12 metros de altura con tres proyectores LED que bañarán de luz la estructura, así como varios focos en el pavimento que se proyectarán hacia los arcos.

5. Viaducto Arco del barranco de Erques

Estructura al borde del abismo

La construcción de esta infraestructura estaba supeditada a condicionantes medioambientales, por lo que Ferrovial diseñó una estructura cuya tipología y procedimiento constructivo minimizasen la afección sobre el valle, al mismo tiempo que encajasen de una manera adecuada en el entorno. Así, en 2015 quedó inaugurado el Viaducto sobre el barranco de Erques, en Tenerife.

Para la colocación de todos los elementos de la estructura, de más de 120 toneladas de peso, y debido a las complicaciones del entorno, se diseñó un único tablero de 23,20 metros de ancho, recogiendo dos calzadas con mediana rígida en el centro, suspendido de dos planos de arcos colocados exteriormente.

Así, se iniciaron los trabajos de excavación y cimentación en las laderas del Barranco de Erques, espacio natural protegido, mientras la estructura llegó a Santa Cruz de Tenerife en barco, desde donde se transportó hasta Erques en camiones especiales. El equipo de obra recibió la estructura despiezada: 2 vigas de estribo, 12 vigas transversales, 78 vigas longitudinales y 3 dovelas por arco.

Estructuralmente, el tablero cuenta con un emparrillado de nudos rígidos con travesaños y largueros metálicos sobre los que se conecta una losa de hormigón armado de 25 centímetros de espesor mínimo.

En diciembre de 2015 se llevaron a cabo las pruebas de carga, colocando doce camiones cargados en cada uno de los carriles para comprobar el grado de torsión. La infraestructura superó con creces la evaluación.

6. Puente sobre el Río Danubio

La construcción del Puente sobre el Río Danubio corresponde al proyecto D4-R7, el mayor proyecto de infraestructura en Eslovaquia y uno de los mayores proyectos de colaboración público-privada (PPP) en Europa. La estructura cuenta con 2 carriles para cada sentido, entre Jarovce y Raca, Bratislava, creando así un anillo de circunvalación al este de la ciudad y conectando las vías radiales existentes.

La estructura que se sitúa sobre el río Danubio cuenta con un tablero único de 3 km de largo, doble carril por sentido, además de carril ciclista y un camino peatonal. Para su construcción se emplearon complejos métodos constructivos, como dos encofrados deslizantes de 2.600 toneladas de capacidad y 140 metros de largo para el cajón, tres encofrados móviles de 20 metros de largo para las alas y cuatro sistemas de voladizos sucesivos en los vanos principales.

Además, el proyecto D4-R7 incluyó la construcción de tres puentes adicionales, todos ellos edificados en dos fases. En primer lugar, el núcleo, con 14,3 m de ancho x 4,3 m de alto para las vías de cruce, donde se utilizó una de las mayores tecnologías de sistemas de andamios móviles disponibles en este momento en el mercado, y 16,3 m de ancho por una altura variable de 4,3 m a 13 m para los puentes sobre la pista de kayak y sobre el río Danubio, donde se usaron 4 pares de carros de encofrado por avance en voladizo. En segundo lugar, las alas, que se despliegan desde el núcleo central a ambos lados y están sostenidas con elegancia a la caja principal mediante travesaños prefabricados de 40 cm x 60 cm de sección.

7. Viaducto de Wasco

Ferrovial se adjudicó en 2016 el contrato para el diseño y construcción de un tramo de 22 millas (35 kilómetros) de la línea de Alta Velocidad californiana en el área de Central Valley, por un valor de 442 millones de dólares, alrededor de 407 millones de euros. El proyecto contaba con la construcción de tres principales viaductos. El Viaducto de la autopista Garces, el Viaducto de Pond Road y el Viaducto de Wasco. Éste último permite la circulación de trenes de alta velocidad sobre las vías de transporte de mercancías de BNSF, y es una de las 14 estructuras planificadas para el Plan de construcción 4, el tercer contrato de construcción importante ejecutado en la sección de explotación inicial del programa de vías de alta velocidad.

El tramo, que sirve para conectar las ciudades de Wasco y Shafter, forma parte del eje central de 100 millas (161 km) del tren de Alta Velocidad entre Fresno y Bakersfield, que conecta Los Angeles con San Francisco. El contrato incluyó la construcción en superficie, las secciones de relleno y aérea del alineamiento, la recolocación de cuatro millas de vías, la construcción de pasos de agua y fauna y la reconstrucción, reubicación y cierre de caminos.

Además, se prevé que en 2029 la línea una Los Ángeles con San Francisco en menos de tres horas, a velocidades superiores a los 320 kilómetros por hora. La red se extenderá hasta Sacramento y San Diego, totalizando casi 1.300 kilómetros y 24 estaciones.

La filial de construcción de Ferrovial, seleccionada por la amplia referencia que aporta en diseño, construcción y mantenimiento de líneas de Alta Velocidad, ha participado en los proyectos de transporte más complejos llevados a cabo en Texas, como son las autopistas LBJ y NTE en Dallas, y en la construcción de una cuarta parte de la red de alta velocidad en España, colaborando en todas las líneas desarrolladas hasta la fecha.