Unidas Podemos ha advertido al PSOE de que aún queda por cumplir la mayor parte de las medidas para desplegar la reforma fiscal pactada en el acuerdo de coalición, dado que hasta la fecha solo se han dado "pequeños retoques" que sitúa al Ejecutivo "lejos" de alcanzar sus compromisos de legislatura.

Un planteamiento que se produce a raíz del debate en el Congreso de esta tarde sobre su proposición no de ley en el que insta a acometer esa la reforma fiscal, que el PSOE no apoyará, y su reciente batería de medidas para este campo, que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, calificó de "inoportuna" puesto que falta por conocer el informe del comité de expertos en la materia.

Fuentes del espacio confederal han subrayado, a modo de ejemplo, que el pacto entre los socios fija una subida del IRPF a las rentas superiores a 300.000 euros en cuatro puntos porcentuales y hasta la fecha solo se ha hecho en dos.

A su vez, especifican que el acuerdo de gobierno contempla elevar en dos puntos porcentuales a partir de 130.000 euros, algo que tampoco se ha hecho hasta la fecha.

De esta forma, las mismas fuentes reivindican que la última propuesta fiscal de los morados ya plantea una subida de cinco puntos porcentuales más en rentas superiores a 300.000 euros, y tres puntos más a partir de 120.000 euros.

Además, el socio minoritario de la coalición también aprecia que no se ha cumplido lo pactado sobre la subida de impuestos a las rentas del capital por encima de 200.000 euros, pues el incremento acometido es de tres puntos cuando lo fijado son cuatro puntos a partir de 140.000 euros, un umbral que "tampoco se ha respetado" porque se ha subido a 200.000 euros.

Por ello, han trasladado en su documento de propuesta de reforma fiscal ir "más allá" e ir en el primer tramo a una subida de cinco puntos porcentuales. Y es que Unidas Podemos ha marcado como prioridad concretar esta reforma fiscal y recientemente lanzaron propuestas para elevar la recaudación en 30.000 millones de euros.

PUNTOS "NO RESPETADOS" Y AVANCES "INSUFICIENTES"

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A su vez, sobre el impuesto digital detecta "un pequeño avance, pero es insuficiente", ya que el planteamiento actual permite a muchas empresas seguir "sin tributar" en sus operaciones en el marco de la economía digital. Para cumplir con ese precepto, Unidas Podemos reclama reducir de 500 millones a 300 millones la cuantía de ingresos anuales totales mundiales.

A su vez, rememora que el pacto de Gobierno alude a la reforma del impuesto sobre las transacciones financieras y para conseguirlo de forma "íntegra" debe considerarse las ventas brutas intradía y no solo las netas, como hacen otros países como Francia. Sin embargo, los morados apuestan por incluir otras operaciones distintas a la compraventa de acciones, como por ejemplo los derivados financieros.

Otro de los puntos "no respetados" es el endurecimiento" del tratamiento fiscal de las SICAV, pues el objetivo pauta aplicar un "tope de concentración" de capital en manos de un mismo inversor, "algo que no se ha hecho".

Por último, especifican que para que se garantice una tributación mínima del 15% de sociedades, es necesario establecer un límite temporal (de ejercicios anteriores a 4 años) para la compensación de bases negativas y que se modifique el régimen de exención con doble imposición, de tal manera que la exención se aplique cuando las rentas hayan estado sujetas a un impuesto similar a este impuesto del 15%.

ECHENIQUE: LA REFORMA FISCAL ES UNA DECISIÓN POLÍTICA

Mientras, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha defendido este martes valorar "en su justa medida" el informe del comité de expertos para la reforma fiscal, pues considera que "es un aporte más" y esta reforma "no es un asunto técnico" sino "una decisión política".

En una rueda de prensa en la Cámara Baja, Echenique ha defendido la pertinencia del debate político de esta reforma, frente al recelo del PSOE. También ha asegurado que, aunque para la reforma "hay que contar con los mejores juristas y economistas" la decisión de subir impuestos a los contribuyentes que más ingresan "es una decisión política" y "no es un asunto técnico", y que por ello "las posiciones de todos los partidos son muy importantes".

"Tenemos un proyecto de país integral que incluye una reforma fiscal integral y estamos seguros de que el informe de los expertos va a contribuir a este debate. Valoramos ese informe en su justa medida, como un aporte más que tenemos que tener", ha aseverado.