A pesar de un tibio crecimiento y la continua incertidumbre, el consumo mundial ha seguido siendo una variable elástica en muchas economías. En el caso del platino, de seguir ésta evolucionando favorablemente, se convertirá en un factor crítico para determinar la demanda futura de platino, en particular entre los dos segmentos de consumidores que han representado casi el 40% de su consumo anual. 
 
La demanda de platino se asocia más al mercado europeo de automóviles, el cual representa el 19% de la demanda anual media –empleado para la fabricación de convertidores catalíticos para vehículos de pasajeros diésel-. Lo que no se tiene tanto en cuenta, es que en los últimos cinco años, el mayor contribuyente a la demanda (20%) ha provenido de otro segmento de consumo: la joyería en China.  

El destino del platino continúa ligado al sector joyero chino y a la demanda de automóviles europeos. El crecimiento de la clase media china. La fabricación de joyería en platino en China se redujo aproximadamente un 8% el año pasado y por el momento no hay indicios de que esta tendencia se revierta en 2016. Este sub-sector en China se ha visto afectado por la contracción económica constatada en el país.  Como consecuencia, los  consumidores han ajustado sus cinturones con el recuerdo aún fresco del desplome del año pasado de la renta variable. Este pesimismo se ha trasladado a los fabricantes más pequeños, los cuales han sido expulsados del mercado, disminuyendo a la vez los grandes productores. 

Platino


Los recientes cambios en las preferencias del consumidor también han impactado el mercado de la joyería de platino. El año pasado los consumidores cambiaron sus hábitos pasando a comprar más viajes y vacaciones nacionales. Este cambio en el mercado de la joyería se hizo más notorio en los días festivos. Asimismo las visitas a las tiendas de joyería cayeron durante los períodos tradicionales de alto consumo.  

China aún sigue siendo el motor de la economía mundial con un gran potencial de consumo aún por alcanzar

Platino 2


A pesar de estos desafíos, existen varios factores que respaldan las perspectivas de la demanda de joyería de platino de China. Actualmente, el nivel de consumo chino en relación a su producto interno bruto (PIB) es, en comparación a la media de cualquier economía emergente, muy bajo y bastante inferior al de los mercados desarrollados. Mientras tanto, su ponderación en el PIB global fue del 17% a finales de 2015 y espera que llegue a cerca de un 20% a fines de 2021.  

China continuará desempeñando un papel clave en el crecimiento global en los próximos años a medida que continúa la transición de una economía industrial a una economía de consumo impulsada por una creciente clase media. Como se espera que el ingreso per cápita continúe aumentando en los próximos años, esto puede hacer que China avance en las inversiones que realice pueden aumentar o perder valor y usted puede perder parte o la totalidad de capital invertido. Los rendimientos pasados no garantizan los resultados futuros. 

Este cambio haría que el gasto marginal de consumo en alimentos y bienes y servicios básicos (como electrodomésticos y cuidado de la salud) tengan una ponderación menor a medida aumenta el consumo de los productos de lujo.