El fabricante y desarrollador de consolas y videojuegos Nintendo registró un beneficio neto atribuido de 367.387 millones de yenes (2.840 millones de euros) en los nueve primeros meses de su año fiscal, que concluirá el próximo 31 de marzo, lo que supone un retroceso del 2,5% respecto del resultado neto que contabilizó la compañía japonesa en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas netas entre abril y diciembre de 2021 sumaron 1,32 billones de yenes (10.210 millones de euros), un 5,7% por debajo de la cifra del ejercicio anterior. De esta cantidad, las ventas internacionales de Nintendo alcanzaron los 1,04 billones de yenes (8.040 millones de euros), el 79% del total.

De cara al cierre de su ejercicio el próximo 31 de marzo, Nintendo ha revisado al alza su previsión de resultados del pasado noviembre y ahora confía en alcanzar unas ventas netas de 1,65 billones de yenes (12.760 millones de euros), lo que supone una mejora del 3,1% respecto de su anterior pronóstico, pero una bajada del 6,2% respecto de los ingresos del ejercicio anterior.

Asimismo, la multinacional confía en que su beneficio neto atribuido anual será de 400.000 millones de yenes (3.093 millones de euros), un 14,3% más de lo que esperaba en noviembre, aunque un 16,7% por debajo de su resultado del ejercicio 2020/21.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El fabricante japonés ha señalado el riesgo que representan el impacto prolongado tanto de la Covid-19 como de la escasez mundial de semiconductores, "que crea un estado de incertidumbre continua", con la posibilidad de afectar en el futuro a la producción y los envíos.

En este sentido, teniendo en cuenta el impacto en la producción de hardware de Nintendo Switch de factores como la escasez de semiconductores, la compañía ha rebajado a 23 millones de unidades su previsión de ventas de la videoconsola en el conjunto del ejercicio, frente a los 24 millones anteriores.

En los nueve primeros meses de su ejercicio, las ventas de Switch alcanzaron los 18,95 millones de unidades, frente a los 24,10 millones del mismo periodo del año precedente.

A pesar de esta ralentización, las ventas de la videoconsola Switch desde su lanzamiento sumaron 103,54 millones de unidades, lo que supone batir las ventas de 101,6 millones de unidades de la videoconsola Wii.