NatWest Group, denominación del antiguo Royal Bank of Scotland (RBS), entidad en la que el Gobierno británico conserva una participación del 54,7%, logró un beneficio neto atribuido de 2.950 millones de libras esterlinas (3.531 millones de euros) en 2021, frente a las pérdidas de 753 millones de libras (901 millones de euros) del año anterior.

En el conjunto del último ejercicio, la entidad británica contabilizó un impacto positivo de 1.300 millones de libras (1.556 millones de euros) por la liberación de provisiones para afrontar impagos, cuando en 2020 registró un efecto adverso de 3.200 millones de libras (3.830 millones de euros).

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La cifra de negocio de NatWest en 2021 se mantuvo estable en 10.512 millones de libras (12.582 millones de euros), mientras que la ratio de capital de máxima calidad CET1 de la entidad se situó en el 18,2%, frente al 18,5% del año anterior.

Entre octubre y diciembre, la entidad obtuvo un beneficio neto atribuido de 434 millones de libras (519 millones de euros), en contraste con las pérdidas de 109 millones de libras (130 millones de euros) del mismo periodo de 2020, mientras que la cifra de negocio aumentó un 6,5%, hasta 2.622 millones de libras (3.138 millones de euros).

"NatWest Group tuvo un desempeño sólido en 2021 cuando volvimos a ser rentables", declaró Alison Rose, consejera delegada de la entidad británica.