Naturgy obtuvo un beneficio neto de 1.214 millones de euros en el año 2021, frente a las pérdidas de 347 millones de euros en el ejercicio anterior, en el que el grupo se apuntó un deterioro de 1.363 millones de euros tras una nueva revisión en la valoración de sus activos, principalmente de generación convencional en España, informó la compañía.

El beneficio neto ordinario de la energética presidida por Francisco Reynés alcanzó los 1.231 millones de euros en 2021, un 41,2% más que el año anterior.

El grupo destacó que los costes de restructuración del plan de bajas voluntarias de empleados en España y la penalización por el cese de algunos contratos de gas en el último trimestre del año se vieron compensados por las plusvalías de la venta de CGE Chile y el acuerdo con Unión Fenosa Gas (UFG), y la reversión de la provisión del canon hidráulico 2013-2020 durante el último trimestre de 2021.

La compañía señaló así que cumplió con todas sus previsiones en un ejercicio marcado por la enorme volatilidad, especialmente a lo largo del segundo semestre por el incremento de los precios de las materias primas, impactando tanto en el gas como en la electricidad.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Los ingresos alcanzaron los 22.140 millones de euros, un 44,3% más, y el margen ordinario los 5.579 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 3.529 millones de euros, un 2,3% más.

El 'capex' total de Naturgy ascendieron a 1.484 millones de euros en 2021, un 16% más que el año anterior, debido, principalmente, a las mayores inversiones en desarrollos renovables en Australia, España y Estados Unidos, así como por mayores inversiones en comercialización.

La deuda neta a cierre del año pasado de la energética se situaba en los 12.831 millones de euros, lo que representa un ratio deuda

financiera neta/Ebitda de 3,6 veces, frente a las 3,9 veces a 31 de diciembre de 2020.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))