La ministra de Industria, Comercio y turismo, Reyes Maroto, ha trasladado a los representantes del sector de la distribución el compromiso del Gobierno en ofrecer soluciones "eficaces e inmediatas" ante la crisis derivada de la guerra en Ucrania.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad compartida para llegar a un acuerdo y paliar los efectos de dicha crisis y, especialmente, en lo que afecta al incremento de costes para sector de la distribución y comercial.

Así se lo ha transmitido en un encuentro que ha mantenido con representantes del sector de la distribución comercial para analizar los efectos económicos más inmediatos del conflicto ruso-ucraniano, en el marco de las conversaciones para la configuración del plan nacional de respuesta al impacto de la guerra.

Al encuentro han asistido la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez; Aurelio del Pino, presidente de Aces; Javier Millán-Astray, director general de Anged; Ignacio García Magarzo, director general de Asedas; Rafael Torres, presidente de la Confederación Española de Comercio; José María Bonmati, director general de Aecoc; Julián Ruiz, secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC); Mauricio García Quevedo, director general de Fiab; Inmaculada Riera, directora general de la Cámara de Comercio de España y Mercedes Alsina de CEOE.

Durante la reunión, la responsable de la cartera de Comercio ha indicado que el Ministerio ya está trabajando en el plan nacional de respuesta, cuya aprobación está prevista para el próximo 29 de marzo, y ha invitado a los asistentes a compartir sus valoraciones sobre el contenido.

El encuentro de hoy se suma a los contactos que está celebrando la Secretaría de Estado de Comercio con empresas y asociaciones de exportadores que operan en Rusia y Ucrania desde el pasado 25 de febrero.

Del mismo modo, el Ministerio ha abierto un buzón de consultas (empresas-rusia- [email protected]), en el que ya se han recibido cerca de 300 consultas de empresas con intereses en la zona.

Además, afirma estar en contacto permanente con las empresas a través de las oficinas comerciales y las distintas subdirecciones, además de mantener videoconferencias periódicas a nivel técnico.