El último informe de Previsión de inversión a largo plazo de Aberdeen AM aconseja al inversor rechazar los modelos de asignación de activos tradicionales de renta variable/bonos en favor de aquellos con una asignación mucho mayor en alternativos.

De cara al futuro, Aberdeen AM cree que los retornos de los bonos gubernamentales probablemente sean demasiado bajos durante la próxima década: los bajos rendimientos actuales implican que los Gilt británicos probablemente no van a generar retornos de mucho más del 1% anual. Mientras tanto, los retornos de la renta variable probablemente sean modestos en comparación con el pasado reciente, particularmente aquellos en los que las valoraciones se han contraído.

Y es que las Bolsas se enfrentan a los vientos en contra a largo plazo del empeoramiento de la demografía, una productividad pobre y al final del crecimiento del crédito en China. La gestión del gigante asiático del crecimiento de su crédito va a frenar tanto a su propia economía como a la de todo el mundo. Los mercados desarrollados todavía tienen problemas para mejorar el déficit por la reducción de la población en edad de trabajar y el débil crecimiento de la productividad.

Vea también: Tres compañías para subirse a la tendencia alcista primaria

Los débiles retornos de los bonos gubernamentales son el resultado matemático de los bajos rendimientos actuales, que están causados por el arraigado desequilibrio estructural entre los ahorros globales y la inversión de capital (conocido como ‘exceso de ahorro’). Los tipos de interés pueden subir ligeramente, pero no es probable que vuelvan a los niveles que antes se consideraban normales.

Craig Mackenzie, estratega de inversiones de la firma, destaca que “todavía hay oportunidades en renta variable: el ciclo empresarial europeo por fin tiene cierto impulso, y los mercados emergentes son todavía relativamente baratos. Pero algunas de las mejores oportunidades se encuentran en activos alternativos. Pensamos que los mercados de deuda emergente en divisa local pueden ofrecer retornos del 6%. Los gobiernos de mercados emergentes han aprendido del pasado y sus economías se gestionan ahora de una manera más prudente. Los retornos atractivos también son probables en inversiones de infraestructura cotizadaen carreteras, hospitales y campos eólicos”.

Vea también: "Podríamos ver un ataque del Ibex 35 a la zona de 11.000 puntos"

El análisis concluye que los inversores en multiactivos pueden necesitar replantear la asignación de activos. Así, el experto continúa: “La renta variable y los bonos seguirán siendo vitales para las carteras de muchos inversores. Pero es un entorno pobre para los modelos de asignación de activos de renta variable/bonos 60-40. Durante décadas, los inversores han estado combinando renta variable con bonos del gobierno para lograr diversificar la cartera. Esto funcionó muy bien cuando los bonos del gobierno producían retornos del 6%, pero funciona mal cuando los retornos son solo del 1%. Combinar renta variable con una combinación diversificada de activos alternativos de mayor retorno probablemente ofrezca mejores resultados a los inversores”. 

Vea también: Las compañías de mediana capitalización se suman a la corrección