limpiaparabrisas_midas

Esto demuestra el interés de los conductores por revisar las escobillas y demás componentes para conseguir así el perfecto mantenimiento de los limpiaparabrisas para evitar poner en riesgo la seguridad por una mala visibilidad en estas fechas de lluvia e incluso nieve. Por este motivo, Midas, la cadena especializada en el mantenimiento del vehículo, te da una serie de consejos para mantener a punto los limpiaparabrisas para estos meses de lluvia, frío, hielo y nieve.

El mantenimiento de los limpiaparabrisas

Para evitar el deterioro de las escobillas, éstas deben limpiarse pasando un paño humedecido con agua, sin usar productos químicos, ya que estos pueden dañar las láminas de goma. Para conseguir un mantenimiento óptimo es importante limpiarlas de forma regular para eliminar los restos de grasa y suciedad. Por otro lado, hay que comprobar que las escobillas no estén torcidas ni ejerzan una presión demasiado fuerte, en caso de que esto ocurra, será necesario corregir la posición de la escobilla con la mano y de forma delicada para que se adapten mejor al parabrisas.

Durante las noches de invierno se suelen producir heladas y nevadas, por eso, si el coche va a estar aparcado en la calle, es necesario levantar las escobillas y poner una hoja de cartón o incluso de plástico entre estas y el parabrisas. Además, es recomendable tener a mano anticongelante en el líquido limpiaparabrisas para impedir que la lengüeta de goma de la escobilla se congele y se rompa, así como no poner en funcionamiento las escobillas si el parabrisas está congelado o con mucha nieve, ya que puede dañar las escobillas e incluso el motor de los mismos al atascarse o pegarse con la nieve.

Las escobillas traseras tienen también gran importancia, pues una visibilidad trasera optima es fundamental a la hora de hacer maniobras o tener una visión completa del tráfico tras nosotros, por eso, no hay que descuidar el cuidado y limpieza de estas escobillas.

El sistema de limpiaparabrisas es más que las escobillas, por eso es importante también revisar el depósito de limpiaparabrisas y comprobar que disponemos de líquido cuando lleguen las primeras lluvias. En caso negativo, debemos rellenarlo con un líquido limpiaparabrisas adecuado y con algún componente anticongelante que evite que se pueda congelar en caso de bajas temperaturas. Si el depósito se descarga con frecuencia, debemos comprobar que no tiene fugas debido a algún golpe o problema con el mismo y, en caso necesario, ir al taller para sustituirlo o repararlo.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Asimismo, debemos vigilar que las salidas del líquido limpiaparabrisas están limpios y bien orientados, cubriendo la mayor cantidad posible del parabrisas de manera uniforme. Un alfiler puede ayudarnos a orientarlos, pero en caso de necesitar ayuda, no dudes en ir a tu taller de confianza.

Por último, el motor de los limpiaparabrisas puede sufrir en caso de usarlo con heladas o con elementos que dificulten que las escobillas corran adecuadamente, por eso conviene limpiar de hielo, nieve o suciedad excesiva el parabrisas antes de utilizar el sistema limpiaparabrisas.

Cuando cambiar las escobillas

Aunque se recomienda realizar una revisión una vez al año, hay que permanecer atento a ciertas señales que pueden indicarnos que va siendo hora de cambiar las escobillas de nuestro vehículo, especialmente en otoño. Por ejemplo, los cambios de temperatura y la contaminación pueden provocar que, al usarlos, no limpien correctamente o, incluso, que dejen huellas en forma de líneas o que el cristal exterior se empañe.

Por otro lado, la contaminación y la intemperie provoca que la goma se dañe y se endurezca, haciendo que se emitan ruidos y saltos bruscos al ponerlos en funcionamiento. Todo ello puede ser señal de que ha llegado el momento de cambiar las escobillas.

Ante cualquier duda del estado del sistema de limpiaparabrisas pásate por los talleres de la compañía donde los profesionales te aconsejarán para tenerlo todo a punto y te ayudarán si hay algún problema. En los talleres Midas puedes cambiar tus viejas escobillas por un precio de 19,95 euros cada una, sea cual sea el tamaño y modelo de tu coche, y pedir cita a través de la web para su instalación.