La reforma laboral convertirá en indefindos 314.000 contratos temporales en el sector de la construcción, lo que afectará al 25% del total de los trabajadores, según un estudio de la plataforma de rehabilitación habitissimo.

En la construcción los contratos temporales se limitarán a circunstancias de producción o sustitución de personas y el contrato fijo por obra pasará a ser indefinido con obligación de recolocar al empleado.

En concreto, habitissimo estima que repercutirá en unas 314.500 personas que se encontraban con contratos temporales, según los datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al cuarto trimestre de 2021.

Además, con la reforma laboral se endurecen los contratos de menor duración y los de menos de 30 días tendrán una cotización adicional de 26 euros en el momento de la baja. Los expertos de habitissimo recuerdan que las empresas tienen tres meses desde la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para adaptar los actuales contratos temporales a las nuevas modalidades y, de no hacerlo, se enfrentan a multas de hasta 10.000 euros por cada trabajador en situación irregular.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

También consideran que los cambios en el modelo de contratación deben contribuir a que el sector se adapte a la transición ecológica y a la digitalización.

A pesar de estos cambios, la compañía insiste en que la construcción se mantendrá como "uno de los motores de la recuperación" y resulta "un sector imprescindible para facilitar el cambio de modelo productivo".

No obstante, recomiendan impulsar algunos cambios dentro del sector para aumentar la presencia de la mujer en la construcción, donde apenas llega al 10%, o para favorecer el relevo generacional, ya que la media de los trabajadores se encuentra entre los 40 y los 59 años.

El relevo generacional también contribuirá a la integración digital. El 74% de los profesionales considera que el número de clientes que llega a su empresa a través de internet seguirá subiendo y un 15% ya sitúa las solicitudes que recibe a través de internet entre un 25% y un 50% del total de su facturación, según los datos de habitissimo.