El 25% de las compañías del sector de la construcción ya ofrecen el servicio, el mantenimiento y la gestión de instalaciones como parte de su oferta, y se espera que la cifra aumente al 50% en 2025 como muestra de la tendencia del sector a la servitización del ciclo de vida de los activos, según un informe de IFS.

La compañía también ha destacado una tendencia a la construcción modular y 'offsite' en los próximos años, principalmente por su capacidad para reducir el tiempo de construcción, mejorar la calidad de servicio, reducir costes y la huella ECO.

Así, desde IFS se ha recalcado que "el éxito de las compañías del sector estará supeditado a su capacidad de adaptación hacia un modelo de trabajo que contemple el 80% offsite" en los próximos años.

Juan González, country manager de IFS Iberia ha señalado que la industria de la vivienda se enfrenta a constantes interrupciones, entornos impredecibles y escasez de mano de obra, por lo que la innovación, la apuesta por técnicas avanzadas y la planificación "nunca habían sido tan importantes".

Asimismo, desde la compañía se afirma que los próximos años destacarán por el uso de herramientas de integración y monitorización en tiempo real que permitan a las empresas evolucionar hacia sistemas y procesos centralizados que garanticen un mayor control de sus operaciones.

"Las técnicas avanzadas como la fabricación modular, el modelo de servitización y la planificación integrada del proyecto, serán las piezas clave para la industria y la proliferación de proyectos en el sector donde se prevé un crecimiento del exponencial en los próximos años", ha añadido González.