La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), dependiente del Ministerio de Transportes, ha comenzado con las pesquisas sobre lo sucedido en el naufragio del 'Villa de Pitanxo', un trabajo que realiza en colaboración con la autoridades de Canadá.

Según explica el Ministerio de Transportes a Europa Press, la Ciaim ha designado un equipo de investigadores tras conocerse el siniestro del pasado 15 de febrero, que deja 9 fallecidos, 12 desaparecidos y tres supervivientes. En esta primera fase, ha iniciado la recopilación de "evidencias documentales y electrónicas" sobre el buque, su tripulación y su viaje.

De tal forma, ahora mismo recopila: certificados del buque, proyecto de construcción, reformas, listas de tripulantes, titulaciones y certificados de los tripulantes, registros electrónicos de los sistemas de localización del buque (caja azul de pesca y registros del Sistema de Identificación Automática), previsiones meteorológicas, radiocomunicaciones y señales de emergencia.

Así, la Ciaim recibe "regularmente información" de la comisión de investigación de accidentes marítimos de Canadá, así como de Perú, país de origen de varios de los tripulantes del pesquero. Su intención es colaborar con "todos los países que tengan intereses de consideración en este accidente", de acuerdo con los establecidos por el Código OMI de investigación de siniestros.

Los investigadores "no se van a desplazar inmediatamente a Canadá" al haberse hundido el buque, mientras diferentes embarcaciones trasladan a supervivientes y cuerpos recuperados al puerto canadiense de Saint John.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

PLAZO DE UN AÑO

Para sus indagaciones, la Ciaim contará con la colaboración de la administración marítima, autoridades competentes en materia de pesca marítima, de seguridad y salud en el trabajo, así como de los tripulantes rescatados, del propietario y armador del buque, de su compañía aseguradora, y "de cualquier persona, organización u organismo que pueda aportar información esclarecedora de las causas del siniestro".

"Estas entrevistas tendrán lugar en el momento más conveniente, de acuerdo con la información recopilada y con la previsión que haya para la repatriación de los tripulantes", aclara.

Las siguientes acciones a tomar por parte de la Ciaim se determinarán en función del progreso de la investigación, explican estas mismas fuentes.

De tal forma, las causas del siniestro se determinarán al finalizar la investigación, cuyo informe tiene un plazo máximo de un año desde el accidente para estar publicado.

Los barcos con los tres supervivientes y los nueve cuerpos recuperados tras el naufragio del pesquero con base en Marín (Pontevedra), que llevaba 24 personas a bordo, llegarán este viernes por la mañana al puerto canadiense de Saint John.