La actividad del sector privado de España registró en enero su primera contracción en once meses a raíz de la caída experimentada en el sector servicios como consecuencia del impacto de la variante ómicron de la Covid-19, según el índice de gerentes de compra (PMI), elaborado por IHS Markit.

En enero, el PMI compuesto para España se situó en 47,9 puntos, frente a los 55,4 del mes anterior, lo que supone la primera vez que entra en contracción, al bajar del umbral de 50 puntos, en los últimos once meses.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Esta caída del índice compuesto refleja el deterioro del PMI del sector servicios en el primer mes de 2022, que bajó a 46,6 puntos desde los 55,8 de diciembre, como consecuencia del impacto de la última ola de Covid-19, mientras que el PMI manufacturero se mantuvo estable en 56,2 puntos.

"Además del desafío de la variante ómicron, hubo informes de una creciente incertidumbre en el mercado, puesto que las rápidas tasas de inflación causaron cierta preocupación en las empresas de servicios y sus clientes", apuntó Paul Smith, economista de IHS Markit.

"Sin embargo, tal vez reflejando las esperanzas de que los contratiempos del primer mes del año resulten ser transitorios, el crecimiento del empleo se mantuvo, mientras que la perspectiva a medio plazo se considera ampliamente positiva", añadió.