La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha cerrado la puerta a modificar el convenio sectorial de banca para acometer una subida salarial que permita hacer frente a la inflación, recalcando que el convenio se encuentra cerrado hasta 2023 y que, por tanto, no se modificará antes de 2024.

Así lo ha apuntado este jueves en el en el XXXIX Seminario de APIE 'Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación', que se ha celebrado después de que las patronales financieras hayan iniciado una serie de reuniones con los sindicatos para analizar la situación del sector bancario.

En su reunión del pasado 8 de junio en el marco del observatorio sectorial, la AEB se comprometió con los representantes de los trabajadores a efectuar un análisis de la situación del sector bancario y de la evolución del convenio colectivo de banca en los últimos años.

La asociación mostró su entendimiento con la situación excepcional y la escalada de precios, mientras que los sindicatos CC.OO., UGT y FINE pidieron la apertura de una negociación para revisar el convenio colectivo en función de lo establecido en el artículo 86.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Respecto a la disposición de la banca a compensar a los trabajadores por la subida de la inflación, Kindelán ha recordado que "el convenio de banca está cerrado a 2023", por lo que ha cerrado la puerta a hacer modificaciones vía convenio hasta 2024.

"El convenio de banca está cerrado hasta 2023, o sea que no tendríamos que hablar del convenio hasta 2024. Nos hemos sentado con los sindicatos ya, en formato de observatorio, para analizar la situación. Estamos en proceso de escucha y diálogo", ha explicado Kindelán, quien ha apuntado que la AEB volverá a reunirse con los sindicatos a principios del mes de julio.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) también mantiene abierto el observatorio sectorial con los sindicatos para, de igual manera, hacer un análisis pormenorizado de la nueva situación que afronta el sector.

Sobre la posibilidad de una fusión entre AEB y CECA, de la que era partidario su antecesor, José María Roldán, la directiva ha apuntado que habla prácticamente a diario con el director general de CECA, José María Méndez.

"Tenemos muy buena relación, muy buena coordinación y muy buena disposición por las dos partes. Hablar de fusión... por ahora, la verdad, es que estamos en proceso de intensa colaboración y el objetivo en sí mismo hoy no es la fusión, sino trabajar juntos, coordinarnos y estar en lo importante juntos, que es en lo que estamos", ha señalado.

LOS BANCOS PODRÍAN REDUCIR COMISIONES O VOLVER A REMUNERAR

En otro orden de cosas, la presidenta de la AEB ha asegurado que la morosidad está, por el momento, en niveles muy bajos que "no dan ninguna señal de preocupación", si bien el sector seguirá de cerca la situación. "La banca está, por supuesto, ocupada en vigilarlo pero está tranquila", ha asegurado.

Respecto a la posibilidad de que los bancos empiecen a replegar algunas de las comisiones implantadas en los últimos años bajo el pretexto del entorno de tipos de interés negativos, o vuelvan a remunerar algunas de sus cuentas, Kindelán ha recordado que los tipos de referencia del Banco Central Europeo (BCE) todavía no han subido.

Aunque la decisión de modificar comisiones o elevar la remuneración responde a estrategias comerciales de las entidades, Kindelán ha mostrado confianza en que los bancos "se adaptarán a la situación, como siempre han hecho", resaltando que en el mercado bancario español hay una elevada competencia.