A estas horas de la mañana prácticamente no hay cambios en los principales futuros sobre índices de la euro zona, aunque sí que hay puntos que destacar para tenerlos en cuenta de cara a la semana que viene.
 
El primer punto a destacar ha sido el alejamiento de la zona de mínimos de la sesión en Europa en cuanto hemos conocido que la lectura final del producto interior bruto del tercer trimestre en Reino Unido no tiene revisión alguna, por lo que muchos lo están tomando como una señal positiva que hace que se le tenga menos miedo a la salida de la Unión Europea por parte de Reino Unido. Debemos recordar que lo que hemos vivido hasta el momento es la eliminación de la incertidumbre provocada por el referéndum y además por las medidas tomadas por parte del Banco de Inglaterra para amortiguar lo que pudiera aparecer dentro de la economía. Sin embargo, la rápida actuación ha dejado las cosas intactas, aunque todo el mundo es consciente de que lo verdaderamente difícil todavía no ha aparecido, que es la implementación del divorcio y que es entonces cuando si aparecerán daños a la economía.

Por otro lado, parece que se está pisando el freno en la racha de fortaleza que tiene el dólar y que se ve perfectamente en el desarrollo del dólar yen. Hoy hemos tenido datos en Japón que han dado algo más de fortaleza a la moneda nipona, ya que el IPC nacional del país del mes de octubre en la interanual pasa de negativo a positivo, de -0,5% a tener un incremento del 0,1%. Además, la inflación de Tokio del mes de noviembre en cifras interanuales también acelera, pues pasa de un incremento del 0,1% a uno del 0,5%, mucho mejor de lo esperado que era bajar al -0,3%.

Lo anterior es sólo una parte de la película, ya que la subyacente de la inflación en Tokio se mantiene en negativo -0,4%, y además el IPC subyacente nacional también se mantiene en negativo, por lo que los alimentos y las gasolinas tienen mucho que ver en este incremento de la inflación.

Hemos tenido unas primeras ventas en el par dólar yen que se ha replicado en más debilidad en el dólar en muchos cruces y estamos muy pendientes de la salida de la sobreventa en el eurodólar en el gráfico a días por si hubiese algún tipo de intento de rebote en las próximas sesiones.

Debemos recordar que hay muy poca contrapartida por parte norteamericana ya que hoy es un día de puente, aunque sus mercados están abiertos en una sesión más corta de lo normal, a partir del lunes todo volverá a una cierta normalidad.

Pero la normalidad no será demasiada, ya que todos los ojos pasan ahora el siguiente evento importante que es la reunión de la OPEP del miércoles que viene, donde se supone que se aprobarán las medidas que ponga encima de la mesa los técnicos que han estado reuniéndose hasta el momento para poder estabilizar el precio del crudo.

En estos momentos el precio del crudo de referencia en Estados Unidos está lejos de los mínimos de la sesión, pero mantiene una variación negativa, ya que siguen las intervenciones verbales y las filtraciones de intenciones de algunos países miembro como por ejemplo Rusia que de Vladimir Putin decir que estaban dispuestos a recortar la producción, pasan a que el  Ministro de la Energía dice que como mucho van a congelarla, así que hay una expectación máxima porque nadie se cree nada: nadie cree totalmente que vaya a haber un acuerdo para recortarlo, tampoco que haya una congelación, pero que tampoco se queden las cosas tal como están, así que es una partida de póquer total.

Dentro del propio mercado, la mayoría de súper sectores están en negativo con el de recursos básicos descendiendo -0,78%, siendo el peor, y bebidas y alimentación es el que más está subiendo 1,3%, con +2,3% de Remy Cointreau por mejora de recomendación, seguido de cuidados de la salud con 1,19%.

Con respecto a los bancos, descienden -0,4% y la volatilidad en el sector italiano se mantiene, pues tenemos a Mediobanca descendiendo -1%, pero Banca Popolare di Milano subiendo 1,47%.