Estancias más largas, reservas directas y con poca antelación son algunas de las tendencias clave de viaje para este 2022, según un informe de Cloudbeds.

El informe, que utiliza múltiples recursos de todo el sector de los viajes, como Expedia, Vrbo, Airbnb y Skift, ofrece una visión de cómo la pandemia ha influido en tres cambios importantes en los hábitos de reserva que afectarán a los negocios de alojamiento en 2022.

En cuanto al número de noches, una encuesta de GlobalData reveló que el 44% de los viajeros prefiere viajes de ocio de al menos 7 noches, y el 26% de los viajeros prefiere estancias de más de 10 noches.

Además, las estancias prolongadas también están aumentando su popularidad, ya que el informe de resultados del tercer trimestre de 2021 de Airbnb señala que las estancias prolongadas de 28 días o más son la duración de los viajes que más crecen y representan el 20% de las noches reservadas ese trimestre, frente al 14% del trimestre del año anterior.

Sobre las reservas directas, al principio de la pandemia, cuando las órdenes de bloqueo provocaron cancelaciones masivas de viajes, muchos consumidores se sintieron frustrados con las agencias de viajes en línea por su escasa comunicación y los largos retrasos en la emisión de reembolsos.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por tanto, en una encuesta realizada por GlobalData en junio de 2021, el 39% de los consumidores dijo que normalmente reservaría directamente, frente al 17% que optaría por las OTA y los sitios de comparación de precios.

Asimismo, según Skift, el 56% de las reservas en hoteles independientes procedieron de canales directos en 2020, frente al 39% de 2019, un cambio de 17 puntos.

Por último, los plazos de reserva se han acortado considerablemente y muchos consumidores prefieren esperar hasta una fecha más cercana a su viaje para reservarlo.

El 79% de los viajeros reserva ahora dentro de los 14 días anteriores a la fecha de su estancia, frente al 24% del año anterior, según STR.

También, la flexibilidad sigue siendo una prioridad para muchos viajeros, ya que casi uno de cada tres viajeros afirma que la política de cancelación de un proveedor de alojamiento es uno de los tres principales factores que influyen en una reserva.