El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha hecho un repaso del anteproyecto de Ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de Seguridad Social, una norma que, según ha apuntado, corrige la reforma "unilateral" que planteó el PP en 2013 y cuya evolución "empieza como una película de miedo y termina con un final muy feliz".

Escrivá ha viajado hasta Valladolid este miércoles para participar en un acto sobre pensiones en el Palacio de Congresos Conde Ansúrez de Valladolid y mostrar su apoyo a los candidatos socialistas a los comicios del 13 de febrero. Esta cita se enmarca en la campaña previa a las elecciones autonómicas y en ella ha participado la cabeza de lista por Valladolid a las Cortes, Patricia Gómez, en sustitución del secretario general del PSOECyL y candidato a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, que se encuentra preparando el segundo debate electoral.

En su intervención, el ministro ha apuntado que tanto en Valladolid como en Castilla y León, "hay más empleo que antes de la pandemia" y ha destacado medidas como la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital por parte del Gobierno, frente a la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Junta. "Nunca se tuvo ambición en desarrollar un escudo de protección para los más vulnerables", ha acusado, al tiempo que ha subrayado que "la prestación estatal llega a más del doble de ciudadanos de los que nunca llegó la renta regional".

"Y lo hemos hecho en un año y medio", ha añadido, para injerir que "existen dos formas muy distintas de abordar una crisis: protección y cohesión social frente a los recortes del PP" con "el resultado de la preservación de las rentas de los trabajadores y del tejido productivo".

"Cuando pienso en lo que ha pasado en España con el sistema de pensiones... empieza como una película de miedo y termina con un final muy feliz", ha señalado el ministro, que ha equiparado los capítulos de esa reforma a los "episodios de una serie".

Así, la primera de estas entregas se remontaría a 2013, cuando "el PP aprobó una reforma del sistema de pensiones sin consenso, sin pasar por el Pacto de Toledo, ni por los agentes sociales sino que se hizo de forma unilateral", ha rememorado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Además, ha aseverado que "para hacer la película más de miedo, en un sistema como la Seguridad Social, con atención a pensionistas y jubilados, se empiezan a congelar las plantillas con la pérdida de hasta el 20 por ciento de los funcionarios". "Uno de cada cinco no ha sido repuesto, se ha debilitado la estructura, que ahora se está recomponiendo pero el agujero es tan grande que va a costar a reconstruirlo", ha lamentado el ministro.

Otro episodio, ha relatado, llega con el primer gobierno de Pedro Sánchez y con Magdalena Valerio en Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, cuando se intenta derogar la reforma de 2013: "Estaba cerca de un acuerdo en 2019 y el PP, de alguna forma, se da cuenta de que había ido demasiado lejos y de que su reforma lesiva no tenía apoyo".

Esta "serie", según ha resumido Escrivá, continúa en 2020 con la reconstitución del Acuerdo del Pacto de Toledo, que parte con la intención de "alcanzar dos objetivos fundamentales para restaurar la confianza en el sistema: revalorizar las pensiones con el IPC para asegurar el poder adquisitivo y eliminar gastos impropios para descargar a la Seguridad Social" y hacer frente a un "fondo de reserva agotado por el PP".

En este sentido, ha acusado al PP de "buscar debilitar el sistema público de pensiones" para desviarlo al capital privado, mientras que, por otro lado, Vox pretende "dinamitarlo": "El PP es más sutil pero termina en el mismo sitio por dos canales diferentes".

Así, ha destacado que "los dos principios básicos" de la reforma que el Gobierno tiene en marcha son, por un lado, la revalorización de las pensiones y, por otro, que la Seguridad Social recupere su situación "sólida".

"Ya estamos en un nuevo marco y este es el final feliz: las dos fuentes de incertidumbre del sistema se han eliminado", ha asegurado el ministro, que ha avanzado que "todos los años las pensiones se van a revalorizar según el IPC".

"No tendremos que estar pendientes del Gobierno que haya porque se ha aprobado una fórmula permanente para asegurar de forma clara el poder adquisitivo", ha incidido, antes de recordar que cuando el PSOE llegó al Gobierno en 2018 "la Seguridad Social tenía un déficit del 1,6 por ciento del PIB", mientras que, a día de hoy, esa cifra se sitúa en el 1 por ciento. "Vamos a recuperar la hucha de las pensiones que el PP vació", ha rematado.