Ercros cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 17,19 millones de euros, un 97% más que en el mismo periodo del año pasado, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este miércoles.

La facturación de la empresa se incrementó un 54,4%, hasta 273,69 millones de euros, a pesar de que el volumen de productos vendidos se redujo un 3,5%, hasta 295.000 toneladas.

El importe total de las ventas de productos, que representan la mayor parte de la facturación, ascendió un 52,4% hasta los 256,6 millones de euros, lo que supone 88,18 millones más.

Este aumento proviene de la subida del precio medio, que supuso 97,49 millones más en los ingresos (+110,6%), a lo que hay que restar la reducción de volumen, que supuso 5,89 millones menos (-6,7%), y el efecto 'mix', que supuso 3,41 millones menos (-3,9%); lo que en total suma los 88,18 millones.

Por su parte, Ercros registró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 31,8 millones de euros, un 49% más que un año atrás.

El flujo de caja libre generado fue 20,46 millones negativos, resultado de restar al Ebitda los 13,03 millones de inversión, los 38,57 millones de aumento del circulante "por el fuerte empuje de las ventas", un millón de provisiones y 0,49 millones de resultados netos financieros, y de sumar 0,87 millones por devolución de impuestos.

Por otro lado, la deuda financiera de la empresa alcanzó los 102,55 millones por el impacto del flujo de caja libre, la variación no monetaria de la renovación de contratos de alquiler a largo plazo y la remuneración de los accionistas.

La empresa ha apuntado que, a pesar de la invasión rusa de Ucrania y la situación internacional de los mercados financieros, sus previsiones pasan por que la primera mitad del ejercicio 2022 "siga las pautas observadas a lo largo de 2021".