El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, ha acusado al PSOE y Unidas Podemos de "intentar estafar" a los trabajadores con el decreto de la reforma laboral, mientras que su homólogo del PNV, Aitor Esteban, ha lamentado que el Gobierno haya aceptado lo que considera "chantaje intolerable" de la CEOE, amenazando con salirse del acuerdo de la reforma laboral si se tocaba "una coma".

Así, durante el debate de convalidación de la reforma laboral, Rufián ha asegurado que se trata de un "retoque de la reforma laboral que prometieron que no harían". "Que nadie te venga a decir que si se vota en contra es que vuelve la reforma laboral del PP", ha dicho, asegurando que decir esto es "mentir" y se está "intentando estafar".

ERC: "ES LA REFORMA QUE HABRÍA APROBADO ALBERT RIVERA"

Rufián ha criticado las renuncias del Gobierno a la hora de derogar aspectos de la reforma laboral del PP como el recorte de las indemnizaciones o el fin de los salarios de tramitación, y ha asegurado que la reforma que ha defendido en el Pleno la vicepresidenta de Yolanda Díaz "es la reforma que hubiera aprobado Albert Rivera de presidente". "Es tan duro como eso", ha dicho.

Además, ha criticado que "ERC no negocia bajo amenazas" y que "esto no ha sido un proceso de negociación", sino "de presión". Reconociendo la labor y la importancia del diálogo social, ha subrayado que "las leyes se hacen en el Congreso". "Guste más o guste menos. Y cuando vienes diciendo que esto es lo que hay, no te crees que es la sede de la soberanía popular y sienta un peligrosísimo precedente", ha dicho.

EL PNV ACUSA A GARAMENDI DE "HIPÓCRITA"

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha iniciado reconociendo su gusto por el contenido de la reforma y también su aprecio por los consensos. "Pero los consensos no se imponen, menos en un Parlamento democrático", ha precisado, tachando de "chantaje intolerable" a los diputados que la patronal CEOE impusiera que el acuerdo no se pudiera modificar "ni una coma"

"Pero es que enseguida se sumaron ministros, principalmente socialistas, y el propio presidente del Gobierno. Este es el colmo del antiparlamentarismo", ha espetado Esteban, recordando que ya avisaron, incluso en su visita a La Moncloa, de su necesidad de reconocer por ley una prevalencia de los convenios autonómicos y los acuerdos sectoriales de este alcance.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Un rechazo que el diputado vasco ha calificado de "tozudez", atribuyéndola a "razones simbólicas", y ha cargado contra la "hipocresía" del presidente de la patronal, Antonio Garamendi, por decir en público que esto supondría romper la unidad de mercado. "En privado nos ha dicho lo contrario", ha asegurado.

Asimismo, ha dicho que "si el problema era Europa" está convencido de que la Comisión Europea habría aceptado "que se puede hacer retoques sin tocar el núcleo del acuerdo. "Europa lo iba a entender", ha dicho.

PARA BILDU SON "FORMAS QUE EVOCAN A LOS PACTOS DE LA MONCLOA"

Oskar Matute, de EH-Bildu, ha advertido de que, si no es ahora, cuándo el Gobierno derogará aspectos lesivos como la falta de autoridad administrativa de los despidos colectivos, los salarios de tramitación o las facilidades de despido, cuando a la patronal se le ha facilitado capacidad de veto.

"Sólo las políticas de izquierdas consiguen avances y derechos para la clase trabajadora", ha subrayado, criticando que no considera "razonable ni innovador" que el Gobierno "dé más valor a formas que evocan a los Pactos de la Moncloa y el Régimen del 78".

"No vamos bien cuando se da más valor a la patronal que a fuerzas que representamos a más personas que a la propia patronal", ha esgrimido Matute, replicando toda invitación al "pragmatismo" con una cita de Angela Davies: "No estamos aqui para aceptar las cosas que no podemos cambiar, sino para cambiar las cosas que no podemos aceptar".

"ESTÁN DILAPIDANDO UNA FUERZA ENORME", AVISA LA CUP

"Quien ha faltado a los compromisos y a la palabra dada han sido el PSOE y Unidas Podemos", ha asegurado, por su parte, el diputado de la CUP Albert Botrán, que cree que aunque se reduzca la temporalidad, sin cambiar la causalidad del despido los contratados indefinidos siguen siendo "muy frágiles".

"¿Cualquier avance es bueno? Depende. Lo que están haciendo es dilapidar una fuerza enorme acumulada en años de movilización", ha dicho Botrán, tras cuestionar que a las trabajadoras de limpieza los cambios en subcontratación satisfazcan realmente sus demandas.