Endesa ha colaborado con la ONG Trenca, que desde el mes de marzo de 2021 empezó a utilizar "de forma regular" el nuevo Punto de Alimentación Suplementaria (Pas) para aves necrófagas creado en Senterada, en el Pallars Jussà (Lleida), llamado Pas de Codó.

El Pas de Codó se ha consolidado como "punto habitual de alimentación" y ha llegado a contabilizar hasta 46 observaciones de ejemplares de buitre negro en un mes, que corresponden a 27 individuos diferentes, informa Endesa en un comunicado este sábado.

Por su ubicación, el Pas de Codó "fomenta la expansión" de la colonia prepirenaica hacia el oeste, de forma que contribuye a la recolonización del territorio histórico de cría aragonés.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Desde que empezó su actividad, "han ido aumentando" las observaciones de individuos de buitre que vienen a abastecerse al Pas, y mediante la identificación de los individuos se ha encontrado que casi 40 provienen de la colonia de Boumort (Lleida).

El hecho de que provengan de Boumort es "una muy buena noticia y muestra la utilidad" del enclave para potenciar la expansión de la especie hacia Aragón.

También se han beneficiado de este punto otras especies como el milano real, el alimoche común, el águila dorada y el quebrantahuesos, entre otros.