El Tesoro Público ha colocado este jueves 6.099,65 millones de euros en una nueva subasta de bonos y obligaciones, en el rango medio previsto, y lo ha hecho cobrando algo menos a los inversores por las obligaciones del Estado indexadas a la inflación a 10 años.

La demanda conjunta de la subasta, con la que el Tesoro arranca las emisiones del mes de febrero, ha superado los 9.600 millones de euros, menos del doble de lo adjudicado en los mercados, lo que demuestra el interés de los inversores por los títulos de deuda españoles.

En concreto, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos ha colocado 525 millones en obligaciones del Estado indexadas a la inflación a 10 años, con cupón de 0,65% y vencimiento el 30 de noviembre de 2027, frente a una demanda de 1.054 millones. El interés marginal se ha colocado en el -1,550%, menos negativo que el -1,695% ofrecido en la subasta previa.

Asimismo, el Tesoro Público ha colocado 2.763 millones de euros en la nueva referencia del bono a tres años, por debajo de las peticiones por 3.678 millones de euros, con una rentabilidad marginal del 0,009%.

Por su parte, ha adjudicado también 2.240,42 millones de euros en obligaciones a 10 años, con cupón del 0,7% y vencimiento el 30 de abril de 2032, frente a una demanda por 3.485,42 millones, y el interés marginal se ha colocado en el 0,858%.

Por último, ha captado 571,23 millones en las obligaciones del Estado con una vida residual de 15 años, con cupón del 4,2% y vencimiento el 31 de enero de 2037, frente a una demanda de 1.427,23

millones, y el interés marginal se ha colocado en el 1,046%, más elevado que el 0,682% previo.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Han arrancado así las emisiones del mes de febrero, mes en el que se espera la celebración de otras tres subastas. La siguiente será la del próximo 8 de febrero, cuando se emitirán letras a seis y doce meses.

75.000 MILLONES: PREVISIÓN DE EMISIÓN NETA DE DEUDA EN 2022

De acuerdo con la Estrategia, el Tesoro Público mantiene en 75.000 millones la previsión de emisión de deuda neta para 2022, prácticamente similar a la cifra de 2021 (75.138 millones), mientras que prevé que la emisión bruta se reduzca un 10% respecto al año pasado, hasta los 237.498 millones de euros.

Por su parte, se prevé una emisión bruta por parte del Tesoro Público de 237.500 millones de euros, lo que supone un descenso del 10% respecto a lo estimado para este año. Al igual que en los últimos años, el grueso de la emisión bruta prevista se concentrará en letras del Tesoro y en bonos y obligaciones del Estado.

Sin embargo, cabe destacar que en 2020 y 2021 las emisiones de valores del Tesoro se vieron complementadas con préstamos procedentes de la UE para ayudar al desempleo provocado por la pandemia a través del programa SURE (Support mitigating Unemployment Risks in Emergency). España ya ha recibido todos los préstamos disponibles en el marco de este instrumento, de manera que en 2022 no se recurrirá a este programa.

No obstante, el Gobierno precisa que desde 2021 España está recibiendo un elevado volumen de transferencias procedentes de los fondos de la UE para hacer frente a la reconstrucción tras la pandemia en el marco del programa 'Next Generation EU', ayudas que se utilizarán para el desarrollo de diversas medidas recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en los próximos años, no generando nuevo endeudamiento del Estado por su carácter no reembolsable.

Además, como otro de los hitos importantes para 2022, el Tesoro reabrirá el bono verde, lanzado por primera vez en 2021, con el fin de ir alcanzando volúmenes próximos al del resto de referencias y de seguir contribuyendo a la financiación de proyectos de transición ecológica. No obstante, el secretario no ha avanzado aún las fechas que barajan para esta emisión ni los detalles de la misma.