El PP, Vox y Ciudadanos han rechazado este martes en el Pleno del Congreso las propuestas de Unidas Podemos para la reforma fiscal, que serán rechazadas en la votación del jueves sin el apoyo del PSOE, que le ha acusado de "oportunismo" por presentar estas propuestas antes de las conclusiones del informe de expertos convocado por el Ministerio de Hacienda.

Durante su defensa, el portavoz parlamentario del grupo confederal, Pablo Echenique, ha pedido a su socio "ser valientes" para una "reforma fiscal integral", asumiendo que este asunto "implica ponerse en frente de gente muy poderosa": "Es vital. A los reaccionarios no se les frena con acuerdos de gran coalición, sino dando pasos como éste", ha dicho.

Entre sus propuestas, Unidas Podemos plantea un impuesto a las grandes fortunas, una tributación mínima de las grandes empresas del 15% sobre sus beneficios, un recargo temporal a las grandes eléctricas y una rebaja en la fiscalidad de las pymes y del IVA aplicado a productos de higiene femenina, veterinarios y peluquerías.

También cerrar los "agujeros" en Sociedades, que provocan que, frente a un aumento de recaudación desde 2007 en el IRPF del 39%, y del 30% en el IVA, los ingresos fiscales por beneficios empresariales han caído un 40%, pese aumentar las ganancias.

Echenique ha calificado de "obsceno" que las 200 personas más ricas del país acumulen 269.000 millones de euros cuando 4,5 millones de personas viven en hogares con menos de 535 euros al mes. La sola tributación al 3,5% de la fortuna de Amancio Ortega, cuantificada en 67.000 millones, permitiría recaudar 2.300 millones, un 80% de todo el presupuesto del ingreso mínimo vital.

EL PSOE ACUSA A PODEMOS DE "OPORTUNISMO POLÍTICO"

Estas propuestas han encontrado el respaldo de Esquerra Republicana, EH-Bildu, Más País-Equo, la CUP, Compromís y el BNG, pero no así el apoyo del PSOE, cuya portavoz presupuestaria, Montse Mínguez, ha acusado a los 'morados' de "oportunismo político".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"No se confundan de enemigo: Su enemigo, nuestro enemigo, es otro, el odio", ha dicho Mínguez, asegurando compartir que el sistema fiscal sea progresivo y justo, pero criticando el debate de la propuesta semanas antes de que los expertos convocados por Hacienda entreguen sus conclusiones.

"YA ESTAMOS ASFIXIADOS A IMPUESTOS", DICE EL PP

"Ya estamos asfixiados a impuestos", ha esgrimido la portavoz fiscal del PP, Carolina España, recordando que los ingresos tributarios en el último año marcaron un nuevo récord, y mofándose de las pretensiones del Gobierno con la reforma y su credibilidad, recordando que "iban a derogar la reforma laboral".

Por su parte, el diputado de Vox Víctor González Coello de Portugal ha calificado la propuesta de "chavismo en vena", pues cree que busca un sistema "confiscatorio, injusto e inmoral" y convertir a los ciudadanos en "sujetos de explotación tributaria".

"SI QUIEREN COSMÉTICA, BUSQUEN A Cs Y QUE UNO DEL PP SE EQUIVOQUE"

El portavoz fiscal de ERC, Joan Margall, ha tendido la mano de los grupos del Gobierno para una reforma que haga "más justo y progresivo" el sistema, pero les ha dicho que "si quieren cambios superficiales y cosméticos" sigan la estrategia de la reforma laboral: "Buscar a Cs y rezar para que un diputado del PP se equivoque".

Oskar Matute, de EH-Bildu, ha pedido a los reticentes de una mayor progresividad fiscal que, al menos, "se agarren a la Constitución", mientras que Albert Botrán, de la CUP, ha defendido "por salud democrática" un límite a la acumulación de riqueza por parte de las grandes fortunas.

El PNV ha declinado apoyar la propuesta de Unidas Podemos, a través de su responsable económica, Idoia Sagastizabal, que ha invitado a esta formación a traer "una propuesta única y consensuada" con su socio, pues considera que "no tiene sentido encargar un informe para desentenderse de él".