El PNV ha instado al Gobierno a hacer cumplir el criterio de buenas prácticas del Banco de España y así garantizar que la banca facilite a sus clientes la realización de servicios presenciales básicos, sin que esto suponga ningún cobro de comisiones.

Así figura en una proposición no de ley registrada en el Congreso y recogida por Europa Press, con la que esta formación plantea diferentes medidas para evitar situaciones de exclusión financiera y el acceso de todas las personas a este tipo de servicios.

Con su iniciativa, el PNV reclama que, atendiendo a ese criterio de buenas prácticas del Banco de España, se indique a la banca que revise y amplíe el horario de caja para evitar restricciones horarias o de importe para realizar ingresos o reintegros de sus clientes, recordando que se trata de un servicio de caja básico, y que esto se lleve a cabo sin el cobro de comisiones.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La formación nacionalista recuerda que, según este mismo código, las entidades deben poner a disposición de sus clientes al menos un medio gratuito, accesible y seguro, teniendo en cuenta las circunstancias particulares de cada colectivo, para que puedan disponer de efectivo de su cuenta.

Otras de las medidas planteadas son pedir a la banca que garantice una frecuencia regular y estable para autobuses u oficinas móviles en zonas donde no existen oficinas fijas o cajeros, y también que estudie la instalación de cajeros en edificios públicos y accesibles donde no hay oficinas.

Asimismo, propone al Gobierno una campaña de acceso a competencias digitales en colaboración con la banca para evitar que las personas que no pueden acceder a servicios básicos por no disponer de conocimientos o instrumentos necesarios sufran situaciones de exclusión.