Cooperativas Agro-alimentarias de España ha confirmado su presencia en la gran manifestación prevista para el próximo 20 de marzo, que se celebrará en Madrid, en defensa del mundo rural, según ha informado en un comunicado.

En concreto, Cooperativas se ha incorporado al comité de organización y planificación de la manifestación, que cuenta con la presencia de las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG, entre otras instituciones, así como la Oficina Nacional de la Caza (ONC), Real Federación Española de Caza (RFEC), Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Alianza Rural y todas las entidades que las conforman, bajo el lema 'Juntos por el Campo'.

Ésta es la segunda adhesión a la manifestación que se produce en menos de una semana, después de que la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), que representa a más de 700.000 regantes y más de dos millones de hectáreas, confirmara que también acudirá a las movilizaciones.

A la espera de la confirmación definitiva del recorrido por parte de la Delegación del Gobierno, ésta movilización tiene previsto partir desde la Puerta de Alcalá a las 11.00 horas para continuar por el Paseo de la Castellana y finalizar en la fuente de San Juan de la Cruz, a la

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

altura del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, donde se llevará a cabo la lectura del manifiesto que recoge las reivindicaciones de todos los convocantes.

Esta gran movilización que busca llenar las calles de Madrid para que la sociedad en general escuche las necesidades del campo y muestre su apoyo para que el Gobierno preste más atención y cuidado necesario a quienes ocupan el 84% del territorio.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, ha explicado las razones por las que se suman a esta manifestación. "Nos sumamos a la manifestación por la difícil situación que atraviesa el sector, (incrementos de costes, baja rentabilidad, exigencias medioambientales y de bienestar animal...), y por los cambios que se exigen en el modelo productivo que ponen en peligro la competitividad y la supervivencia de las explotaciones", ha indicado.

"Es necesario sensibilizar a las administraciones y a la sociedad de que sin apoyo y sin tiempo para llevarlos a cabo, no se podrán abordar los cambios necesarios para adaptarnos a las exigencias de sostenibilidad", ha recalcado.