Comsa Corporación se ha adjudicado un proyecto de electrificación de un tramo de 45 kilómetros de una línea ferroviaria en el Algarve, en Portugal, por un importe de 25,4 millones de euros, según informa en un comunicado.

La obra consiste en la electrificación del sector Tunes-Lagos de la línea del Algarve, con una catenaria de 25kV/50HZ, incluyendo el sistema de retorno de la corriente de tracción y las tierras de protección.

Para poder realizar estos trabajos, en algunos puntos será necesario rebajar la plataforma, con obras adicionales de drenajes y taludes, que también realizará en consorcio con otras empresas filiales de la compañía.

El proyecto contempla, asimismo, la construcción de la nueva infraestructura que soporta los sistemas de señalización y telecomunicaciones, la remodelación del sistema de drenaje para adaptarlo a las nuevas canaletas y macizos de catenaria, y la pintura del puente de Vale da Lama.

También está prevista la adaptación de los edificios de estaciones y apeaderos para que puedan soportar las nuevas instalaciones, así como la construcción de tres pasos superiores que eliminen los pasos a nivel.

Comsa Corporación lleva más de 30 años en Portugal, a través de su filial Fergrupo, y está llevando a cabo actualmente el proyecto de renovación de la línea Beira Alta, en el tramo Pampilhosa-Santa Comba Dao, y la construcción de la variante de Mealhada, ambos trabajos integrados en el Corredor Internacional Norte e incluidos en el Plan Estratégico de Transportes e Infraestructuras de Portugal.

La compañía también sigue avanzando en la ejecución del tramo ferroviario entre Évora Norte y Freixo, del Corredor Internacional Sur, y en la del tramo del Metrobus de Mondego entre Serpins y Alto de Sao Joao.