Colonial y su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) han convertido todos los bonos que el grupo tiene actualmente en circulación, por un importe total agregado de 4.602 millones de euros, en bonos 'verdes', según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para ello, destinará una cantidad equivalente a estos bonos para la financiación o refinanciación de una cartera de activos verdes que cumpla con los criterios ambientales, en concreto los incluidos en su marco de referencia de financiación 'verde', alineado con los objetivos en materia de sostenibilidad.

Los pilares de esta estrategia son la eficiencia energética y la prevención y reducción de las emisiones de carbón de sus activos, en línea con los principios de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales, que promueven la transparencia, exactitud e integridad de la información divulgada y reportada por los emisores.

Para la socimi de oficinas, los bonos 'verdes' constituyen "una alternativa a la financiación de las compañías en un entorno en el que la concienciación de las empresas en temas de sostenibilidad toma cada vez mayor relevancia".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Además, la intención del grupo es que cualquier bono que se proponga emitir en el futuro sea emitido bajo este marco de bonos 'verdes'. Para llevar a cabo esta operación, el grupo ha contratado a Crédit Agricole Corporate and Investment Bank y a Freshfields Bruckhaus Deringer como asesores.

La conversión de los bonos actuales no supondrá cambios en ninguna otra de las características de los bonos actuales, ya sea en sus términos y condiciones, intereses o vencimientos.

En los nueve primeros meses de 2021, la socimi refinanció más de 1.000 millones de euros, optimizando su coste financiero medio y mejorando el 'mix' y los plazos de vencimiento de su financiación, situando el coste de la deuda por debajo de 1,5%.

A cierre del pasado mes de septiembre 2021, el grupo presentaba una deuda neta de 4.645 millones de euros, de los que 2.812 millones correspondían a bonos emitidos por Colonial y otros 1.290 millones a bonos de SFL, a los que se suman los 500 millones emitidos el pasado mes de octubre 2021.