La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha reivindicado el papel de su espacio político para proponer una reforma fiscal "ambiciosa", que es un compromiso del Ejecutivo de coalición, y ha replicado a la titular de Hacienda, María Jesús Montero, que lo "inoportuno" es que en España "los trabajadores y las pymes tengan que pagar el doble de impuestos que las grandes empresas".

Así se ha pronunciado Belarra este miércoles durante la visita que ha realizado a la localidad leonesa de Navatejera, donde ha acompañado al candidato de Unidas Podemos a las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández, en referencia a las declaraciones de Montero esta mañana, que calificó de "inoportuna" la propuesta de reforma fiscal presentada por Unidas Podemos.

Al respecto, Ione Belarra ha aseverado que es "una enorme injusticia y es enormemente inoportuno" que los trabajadores y pymes "paguen el doble de impuestos que las grandes compañías", por lo que considera que "es urgente tomar parte del debate de la reforma fiscal".

Asimismo, la ministra de Derechos Sociales ha recordado que Unidas Podemos forma parte de "un gobierno de coalición, en el que tienen que participar los dos socios en los debates centrales, al igual que en los debates presupuestarios" y eso es lo que está haciendo su formación, ha precisado.

En este sentido, ha manifestado que lo que han hecho "es poner encima de la mesa una propuesta que haga concretar el acuerdo de Gobierno que recoge la reforma fiscal de una manera que sea realmente ambiciosa".

PROPUESTAS DE PODEMOS

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El pasado lunes Podemos lanzó una batería de propuestas fiscales, de cara a incluir en la futura reforma fiscal, que aportarían un aumento de ingresos a las arcas públicas de 29.800 millones de euros, con vistas a reforzar los servicios públicos y desplegar nuevas iniciativas de carácter social.

Entre las medidas figuran la creación de un impuesto estatal que grave la vivienda vacía, de cara a motivar que salgan al mercado del alquiler, desplegar un nuevo tributo que grave los alimentos de mala calidad nutricional, un nuevo marco de fiscalidad verde y ampliar la lista de productos de primera necesidad con un tipo de IVA superreducido del 4%.

Podemos también quiere crear un nuevo impuesto a las grandes fortunas, para sustituir el actual tributo al Patrimonio, que se centraría en fortunas a partir de un millón de euros, con una exención por vivienda habitual de 400.000 euros y que no sería bonificable por las comunidades autónomas.

A ello se suma un recargo del 10% en el tipo del impuesto de Sociedades a las empresas eléctricas por un periodo mínimo de cinco años, con posibilidad de prórroga, y cuya recaudación se destinaría para abaratar el recibo de la luz a los consumidores.

La reforma fiscal es un objetivo prioritario de Podemos para este año y la propia ministra de Derechos Sociales presentó estas medidas junto a la titular de Igualdad, Irene Montero, y el exlíder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn.

Mientras, la titular de Hacienda ha indicado que respeta las propuesta de Podemos, pero que en este momento hubiera preferido que se hubieran esperado a que el comité de expertos presente su documento y se hubiera estudiado, discutido y debatido, para a partir de ahí tener una posición única.